Un día en las carreras

El Audi R8 Plus, con su motor V10 atmosférico de 610 CV, alcanza 330 por hora./
El Audi R8 Plus, con su motor V10 atmosférico de 610 CV, alcanza 330 por hora.
Seguridad | AUDI SPORTSCAR DRIVING EXPERIENCE

La escuela de conducción de Audi imparte el curso 'sportscar' en tres circuitos de España, con el Audi R8 y el nuevo RS5 como estrellas

CÉSAR RODRIGO MADRID

Audi siempre apuesta por la seguridad, y una prueba de ello es la escuela de conducción que pone a disposición de los clientes de la marca y del resto de conductores, ofreciendo distintos niveles según las necesidades.

El curso 'Dynamic', está enfocado a la seguridad en carretera, practicando situaciones de emergencia con la finalidad de preparar nuestras reacciones en caso de necesitar hacer una frenada de emergencia o controlar un derrapaje inesperado en la vida real. El siguiente curso, por orden de deportividad es el denominado 'Progressive' que se centra en mejorar la seguridad en conducción deportiva y se realiza con coches como el RS5 de 450 CV.

Asistimos al curso más elevado del 'catálogo' de Audi, el 'Sportscar Driving Experience' celebrado en el circuito del Jarama. Se trata de un curso de conducción deportiva impartido por el equipo de instructores de Audi, que lidera el piloto Jordi Gené. Este curso se imparte con el modelo más potente de la gama, el súper-deportivo R8 V10 con 610 CV de potencia, tracción quattro y cambio secuencial de doble embrague.

Además de en pista, Audi imparte cursos de invierno en Sierra Nevada y Baqueira

El curso comienza bien, pues nos recibe el propio Jordi Gené, actual piloto del International GT Open y mentor del piloto de F1 Marc Gené. Nos presenta el coche y la dinámica del curso, que consiste en tres ejercicios para conocer el circuito y coger confianza, seguido de dos tandas de tres vueltas. Los dos primeros ejercicios consisten en repetir dos zonas concretas para conocer la bien trazada y aprender los 'trucos' del la pista madrileña, especialmente técnica y desafiante.

Todo un supercoche

Ya habíamos probado con anterioridad del R8 V10 plus, pero no queremos dejar de hablar de él. Se trata de un deportivo con prestaciones muy destacadas que alcanza los 330 kilómetros por hora y solo necesita 3,2 segundos para alcanzar los 100 saliendo de parado. Cifras aparte, es uno de esos coches que dejan huella. Su motor V10 atmosférico alcanza las 8.000 revoluciones para ponernos la piel de gallina en cada recta, por corta que sea. Una vez reconocida la pista nos disponemos a recibir los consejos de seguridad del equipo de instructores. Para ello subimos a un RS5, otro deportivo de 450 CV basado en el A5 Coupé de la marca germana. Con el practicaremos frenadas de emergencia y esquiva de obstáculo hasta dominar la técnica con total seguridad.

Los instructores permiten mejorar el nivel de conducción y la seguridad al volante

Tras un breve descanso estamos preparados para rodar con el R8 en la pista siguiendo a un instructor. Antes de salir, nos hacen un 'briefing' consistente en recordarnos las instrucciones básicas de seguridad, la dinámica de las tandas y dividirnos en pequeños grupos para rodar más cómodos y seguros en la pista del Jarama. Aquí es donde vamos a poder poner a prueba la potencia y las prestaciones de este deportivo. El circuito elegido no puede ser más adecuado. La pista ya no está preparada para las exigencias actuales de la Fórmula 1, pero sí que lo está para disfrutar de manera segura con un coche de calle, con zonas como la rampa Pegaso o la bajada de Bugatti desconocidas en pistas como la de Cheste, plana en su orografía.

Aunque no se trata de un circuito especialmente rápido, sí que lo es para exprimir los 610 CV del R8. La primera curva después de recta nos obliga a exigirle el máximo a los frenos carbo-cerámicos que monta esta unidad. Se trata una tecnología derivada de la competición, que permite disminuir -casi eliminar- la fatiga de los frenos, de manera que no se pierde capacidad de frenado por muchas vueltas que demos a la pista.

Tras las conocidas 'eses' enlazamos con la zona rápida del circuito, donde da la sensación de que el R8 no tiene límites, pues conforme tomas confianza puedes ir cada vez más rápido. Por increíble que parezca, llegamos a la zona donde 'no se puede hacer ruido'. Y es que los vecinos de una urbanización vecina, ganaron una querella contra el circuito, por lo que toca levantar el pie y subir un par de marchas durante un par de curvas.

Nada más desaparece la restricción comenzamos a acelerar lo justo y enseguida empezamos a frenar en la curva Bugatti, en apoyo y con pendiente descendente, para encarar la siguiente curva.

Nos podríamos pasar así todo el día, pero tras dos vueltas más toca volver a boxes, la jornada toca a su fin. O eso creíamos, pues aún nos queda una sorpresa final. Nos ponernos el mono de carreras, pues el propio Jordi Gené nos va a dar una vuelta al circuito con un Audi RS3 LMS, del que el propio piloto está muy orgulloso, pues ha liderado la puesta a punto del mismo.

Volando raso

Cuesta meterse en el mono y aún más meterse en el coche, pues se trata de la versión del campeonato de turismos, cuyo interior está absolutamente modificado para eliminar cualquier peso innecesario y mejorar al máximo las prestaciones. Se trata de un vehículo de competición.

El ritmo que marca Jordi es estratosférico. Es impresionante ver como frena, la precisión de sus movimientos y la confianza con la que encara las empinadas curvas rápidas de este magnífico circuito madrileño.

Otros asistentes también tuvieron la oportunidad de copilotar una vuelta con Frank Schmickler a bordo del R8 LMS, con el que se proclamó campeón de las 24 horas de Nurburgring, una experiencia verdaderamente intensa.

Abierto a todos

La jornada, ahora sí , toca a su fin y hay que volver a la vida real. Hemos podido probar al límite R8 V10 Plus y el RS5 Coupé en un circuito con mucha historia, lo cual es una experiencia inolvidable pero, además, nos marchamos más preparados para afrontar los peligros que entraña la carretera. Los precios de estos cursos son razonables, 690 euros para el público y 545 para clientes Audi.

Conclusión

Los cursos de conducción y seguridad Audi valen mucho la pena. Por una cantidad razonable podemos disfrutar de coches realmente potentes en circuitos de primera línea en España.

Fotos

Vídeos