Un carácter muy japonés

Cinco puertas y 4,5 metros en un coche fabricado en Inglaterra para todo el mundo./
Cinco puertas y 4,5 metros en un coche fabricado en Inglaterra para todo el mundo.
Prueba | Honda Civic 1.0 Turbo Executive

El nuevo Civic recupera la personalidad Honda con un compacto deportivo, de alta calidad, con mucho espacio y de excelente rendimiento

ALEX ADALID

En su lanzamiento en España, a finales de los años ochenta, el Honda Civic era una de las opciones 'pijas' del sector compacto. Con un diseño particular, excelentes motores de gasolina, alta calidad y la exclusividad de un modelo que, importando de Japón, no podía ser un superventas. El Civic se labró un hueco en los corazones de los amantes de los coches, más aún en sus versiones 'del Sol' y CRX, pero las ventas mandan, y el modelo se empezó a fabricar en Europa para hacerse más popular, así que llegaron versiones de menos carácter aunque de alta eficacia, seguidas de dos generaciones con un diseño casi de prototipo, muy bonito pero también arriesgado para un público cada vez más maduro.

Aún así y a pesar de una excelente aceptación, Honda seguía pensando que a su Civic le faltaba algo, quizá una pizca de carácter, y con esta nueva generación se ha conseguido, con un Civic que recupera todas sus cualidades y se convierte en muy atractivo.

Diseño deportivo

El nuevo chasis y el motor 1.0 turbo de 130 CV se conjugan para hacer del Civic un compacto divertido Disponible desde algo más de 20.000 euros, en 2018 llegará la versión diésel, pero ya se vende el sedán

La línea se convierte en muy atractiva, con un diseño personal en el que destaca su baja altura, la trasera muy deportiva, y la gran longitud, con casi 4,5 metros, un tamaño casi de berlina del sector superior. El Civic, con cinco puertas en este caso pero también en versión sedán, luce el acabado Elegance, y aún así se muestra muy deportivo, con paragolpes con grandes tomas de aire -simuladas- y y llantas de color negro que hacen que luzca amenazante, aunque por dentro sea tan familiar como otros rivales.

Pasamos al interior para descubrir una gran anchura y un cuadro de mandos con una calidad y solidez de un sector muy superior, no sólo berlinas, sino mejor que modelos premium. Las calidades del Honda son excepcionales, e incluso el equipo multimedia, punto débil de algunos coches japoneses, está bien resuelto, aunque algún detalle es mejorable.

Como el coche es bajo en el Civic se va más estirado que en otros coches, y eso da una postura de conducción cómoda y deportiva. Con su gran longitud esto no perjudica las plazas traseras, perfectas para dos y muy aptas para tres pasajeros por su gran achura. El maletero es grande de verdad, con 478 litros, y el hueco inferior está tapizado para poder usarlo sin pegas.

Hora de ponernos en marcha y de disfrutar de este coche. Equipado con el nuevo motor de tres cilindros, un litro y 130 CV, esta mecánica viene a confirmar lo que ya estamos comprobando en otros coches con este tipo de motores: van sobrados para el uso de hoy en día.

Honda va más allá, porque su coche corre, recupera velocidad con agilidad, suena bien, no vibra y consume poco, entre 6 y 7 litros en uso real, y con velocidades altas de por medio no se dispara. Este fantástico motor se acompaña de uno de los mejores cambios de marcha manuales del mercado. Con seis velocidades, da gusto manejar el selector de este Civic, que en esta versión incluye suspensión de dureza regulable por medio de un botón en la consola. El dinamismo está presente, pero sin perder la compostura. Eso sí, en esta versión sport hay algo más de ruido de rodadura de lo que esperábamos, quizá por las ruedas o porque el motor suena muy poco.

Por 25.600 euros

El resultado final es un coche que nos ha gustado por su personalidad y diseño, por el rendimiento de su mecánica, con un amplio espacio interior, alta calidad y un precio razonable. El Civic es el mejor ejemplo de cómo debe hacer Honda sus coches marcando su propio camino, un recorrido que no le llevará al número uno del mundo, pero sí a tener una clientela fiel y muy satisfecha, como con aquéllos primeros Civic...

Conclusión

El Civic recupera su carácter y estrena motor, diseño y chasis para convertirse en el compacto con mayor imagen deportiva de su clase. Lo conjuga con un amplio interior y tarifas muy competitivas.

Fotos

Vídeos