Bajo el signo de la ecología

Los componentes de Hyperloop Valencia, con el Tesla en la Universidad Politécnica de Valencia./
Los componentes de Hyperloop Valencia, con el Tesla en la Universidad Politécnica de Valencia.

Invitamos a los jóvenes integrantes de Hyperloop Valencia a conocer el Tesla Model S, dos proyectos del visionario ejecutivo Elon Musk

ALEX ADALID

Tesla ha vuelto a poner su nombre en todo lo alto, y nunca mejor dicho, ya que su director ejecutivo, Elon Musk, ha aprovechado la puesta en órbita de uno de los cohetes de su compañía SpaceX para llevar al espacio la primera unidad de uno de los futuros modelos de la marca: el Tesla Roadster, un deportivo eléctrico de más de 200.000 euros y con más de 1.000 kilómetros de autonomía que se lanzará en 2021, pero que ya podemos reservar por 43.000 euros.

La hazaña ha permitido que el gran público vincule estas dos compañías, SpaceX y Tesla, y es que Elon Musk es un hombre inquieto y muy, muy ocupado. Hay dos proyectos más que ocupan al fundador de la plataforma de pago por internet PayPal, y son la empresa de túneles urbanos 'The Boring Company', y el proyecto Hyperloop, un sustituto del tren en el que los pasajeros viajarán en vagones cilíndricos dentro de tubos en los que, por medio de propulsión y vacío, se alcanzarán velocidades de vértigo, tanto como para unir Valencia y Barcelona en 20 minutos. Sí, han leído bien, veinte minutos.

Tecnología valenciana

Elon Musk lidera Tesla, Hyperloop, la empresa espacial SpaceX y la de túneles 'Boring Company'

Este último proyecto se está haciendo de manera abierta. Hyperloop ofreció su diseño al público y el propio Elon Musk propuso un concurso entre equipos de estudiantes de diferentes universidades en el mundo para ver quién presentaba el mejor proyecto. Cinco estudiantes de la Politécnica de Valencia se pusieron manos a la obra y, tras armar un equipo con más compañeros se convirtieron en uno de los 25 finalistas y entraron en el top 10 por la efectividad de su proyecto. De ahí han nacido tanto una empresa que ya está trabajando en un nuevo Hyperloop como un renovado equipo de estudiantes que, desde la Politécnica, trabajan ya en el segundo concurso. Por nuestra parte hemos querido aprovechar la prueba del Tesla Model S para dar a conocer este coche a los estudiantes que forman el equipo Hyperloop Valencia, uniendo así dos proyectos 'made in Elon Musk'.

Tesla ya vende sus coches de forma oficial en Valencia. Como todo en esta marca, su metodología es muy diferente. Por ejemplo los precios no tienen descuentos, pero la financiación sí es muy económica, y tampoco hay un concesionario con coches expuestos, sino una oficina en el Hotel Las Arenas de Valencia donde se recibe con cita previa a los clientes y se les invita a probar sus coches.

Precisamente es una de estas unidades de pruebas de Valencia la que ensayamos, un Model S 100D con batería de 100 kilowatios/hora -por ejemplo, un coche eléctrico como el Renault Zoe tiene 40 kWh- y que tiene una autonomía homologada de 632 kilómetros. Cuesta 109.500 euros, y podemos sumar un pack de equipamiento premium por 5.300 euros y conducción autónoma por 8.500 euros.

Mucha más autonomía

El color azul océano le sienta bien a una silueta que no es habitual en Valencia, pero sí muy conocida en el resto del mundo. El modelo es un sedán de cinco puertas con dos motores eléctricos y una enorme batería bajo el piso. El espacio que ya no ocupa un motor convencional con su cambio y transmisiones se nota, ya que aunque el Tesla no es un coche muy grande en tamaño, sí tiene un interior bastante amplio, con cinco cómodas plazas que pueden ser dos más si sumamos las dos plazas extra opcionales -4.200 euros- en el maletero. Lo que más sorprende es el interior, donde no hay apenas botones y sí una amplia pantalla de 17 pulgadas. Botones, para ser exactos, hay dos en el salpicadero -intermitentes de emergencia y apertura de guantera- y los del volante. El resto es digital, desde el uso de la conexión Spotify Premium gratuita que viene con el coche hasta los mapas de Google, en los que podemos buscar directamente direcciones de empresas y comercios.

Tecleamos en su pantalla 'Hyperloop UPV' y el coche nos dirige hacia la Universidad Politécnica, donde un equipo de once estudiantes nos espera para conocer el coche. En su lugar de trabajo hay un reactor de avión, un artilugio lleno de resistencias y una sala con diferentes tipos de imanes. Su proyecto consiste en un vagón para Hyperloop que levita de forma magnética por medio de unos imanes superiores, en lugar de en su parte baja, y que puede moverse por el tubo que conforma el recorrido de Hyperloop sin que este último tenga ningún mecanismo extra, ahorrando mucho en costes.

El año pasado fueron a California a competir con otras universidades y terminaron entre los diez mejores equipos del mundo. Allí estaban Elon Musk y la gama de modelos Tesla, aunque apenas tuvieron tiempo de subirse a los mismos.

Salimos a ver el coche y empiezan las preguntas y las investigaciones de su gran pantalla. Desde el movimiento típico de todo veinteañero que sube a un coche, subir el volumen de la música, hasta comprobar el enorme maletero, hacerse el ya clásico 'selfie' o investigar si el techo solar se oscurece o es así de opaco. Da gusto 'empaparse' de las inquietudes de estos universitarios que, si todo va bien, nos harán viajar a unos 800 kilómetros por hora en vagones ecológicos a través de un tubo cilíndrico.

Máxima aceleración

Ya en la calle probamos su aceleración, lo más impresionante de este Tesla, que acelera como un Ferrari, pero sin hacer ruido alguno. El tiempo apremia, y el Model S tiene que volver a su sede en Valencia, ya que el fin de semana estará en un evento en Baqueira, así que hacemos unas fotos y nos despedimos pensando en una nueva visita más calmada. El Tesla viajará hasta la frontera francesa recargando sus baterías de forma rápida y gratuita en los supercargadores que Tesla ya tiene por España.

Por su parte, los chicos de Hyperloop siguen trabajando en un proyecto que se podría poner en marcha en la próxima década. En cuanto algún país haga un Hyperloop tendrá que comprar los vagones.

Lo más relevante es que ambos, Tesla e Hyperloop, no contaminan, un deseo expreso de Elon Musk, empeñado en cambiar la movilidad y en viajar a Marte. De momento su coche ya viaja hacia el planeta rojo...

Fotos

Vídeos