Apuesta por los premium

Kia pretende demostrar que es capaz de competir con los deportivos de las marcas premium. /
Kia pretende demostrar que es capaz de competir con los deportivos de las marcas premium.
Presentación | Kia Stinger

Tras seducir a los clientes de los coches más populares, Kia llega al sector de lujo con el nuevo Stinger, una berlina deportiva de atractivo diseño

MARIO ESCAT PALMA DE MALLORCA

El fabricante coreano, que ya vende más de medio millón de coches al año en Europa, presenta en Mallorca su modelo más deportivo, el Stinger, basado en el GT Concept Car que mostró en el Salón de Frankfurt de 2011 y que es una buena muestra de hasta dónde puede llegar la marca coreana.

Este gran turismo, con 4,83 metros de largo, es un cinco puertas que mezcla deportividad de un coupé con la elegancia de una berlina. Cuenta con una carrocería de líneas afiladas y deportivas y una mecáncia en consonancia, ya que estrena un chasis con tracción trasera, primicia en la marca, y con los motores en posición longitudinal. La tracción también puede ser a las cuatro ruedas y la potencia mínima es de 200 CV.

Diseño excepcional

El ex ingeniero jefe de una marca alemana es el responsable del Stinger, a la venta con tracción trasera o 4x4 La carrocería de cinco puertas con un amplio portón se integra en el mercado de las berlinas tipo coupéCon precios desde 38.000 euros, es el Kia más caro, pero es muy competitivo en el sector premium

El Stinger destaca por su línea coupé, pero con cuatro amplias puertas más portón trasero, sus retrovisores en negro, sus enormes entradas de aire delanteras y laterales, y trasera con pilotos led alargados. En la versión V6 más potente, con 370 CV, se añaden discos ventilados Brembo con pinzas pintadas en rojo. Grandes llantas, cuatro escapes o una gama de colores llamativa terminan de configurar un diseño 'con gancho'.

Esta imagen exterior se une a un interior que mezcla, de nuevo, elegancia y deportividad, con excelentes acabados y una buena calidad de materiales. El salpicadero está bastante elevado, lo que contrasta con la altura muy baja del puesto del conductor, con unos asientos deportivos que ofrecen una gran sujeción lateral, múltiples regulaciones y cuentan con ventilación y calefacción.

Detrás del bonito volante tenemos un cuadro de mandos al que no le falta detalle, y que puede incorporar 'head up display' y una pantalla central entre los relojes. El equipo multimedia de última generación se conecta a iPhone, Android y cuenta con conexión a internet, cámaras periféricas, etcétera.

En este mismo tablero destacan sus tres salidas de aire clásicas y redondas que completan una estética impecable. Equipa desde la opción base una larga lista de ayudas a la conducción y ofrece un maletero desde 406 hasta 1.055 litros, según la configuración de los asientos.

Tracción trasera

El Stinger puede ser tracción trasera o tracción total. En caso de que sea tracción trasera, la potencia llega a las ruedas a través de un diferencial autoblocante. El sistema de tracción total prioriza a las ruedas traseras, que pueden recibir toda la potencia, frente al 40 por ciento de par máximo que reciben las delanteras.

En cuanto a mecánica, el Stinger llega con dos motores de gasolina, un dos litros turbo de 255 CV y tracción trasera y un V6 de 3.3 litros con turbo y 370 CV con tracción 4x4. En cuanto al diesel, el 2.2 litros de la marca rinde 200 CV, y se ofrece con los dos tipos de tracción.

Donde no hay opción posible es el tipo de caja de cambios, ya que todos los Tinger equipan una automática de ocho marchas diseñada en exclusiva para este modelo..

Nos ponemos al volante del modelo más potente, el V6, en unas vueltas al pequeño circuito de Mallorca, en el que pudimos extraer toda la potencia a sus 370 caballos en el modo de conducción Sport +. Este Stinger se comporta de forma admirable ,con una frenada a toda prueba y unas reacciones de chasis muy divertidas, que nos permiten hacer deslizar el tren trasero, con una suspensión firme y un cambio, que usando las levas del volante, funciona de forma muy rápida y eficaz.

Para la primera prueba en carretera elegimos el turbodiésel, de 200 CV, y lo primero que nos llamó la atención es su ronco sonido, más propio de un deportivo que de un diésel. En el modo de conducción 'smart' el coche adapta la respuesta mecánica a nuestra forma de conducir, incluso, sí circulamos de forma suave, se activa el modo Eco, reduciendo los consumos.

En la segunda jornada tuvimos oportunidad de conducir el gasolina 2.0 Turbo de 255 caballos, que nos parece el más equilibrado, tanto por la suavidad de su motor, como por la posibilidad de una conducción más deportiva,

Desde 37.900 euros

Los precios parten desde los 37.900 euros en la versión diésel de 200 CV de tracción trasera hasta los casi 55.000 para el V6 4x4. Es mucho dinero para un Kia, pero no para este extraordinario automóvil, con un diseño, calidad, mecánica y resultado final que nos ha sorprendido. Una muestra de cómo, arriesgando en diseño, se puede competir con los fabricantes premium.

Fotos

Vídeos