Un SUV con alma deportiva

Alfa se sitúa a la altura de las marcas de más prestigio con este SUV premium de gran calidad./
Alfa se sitúa a la altura de las marcas de más prestigio con este SUV premium de gran calidad.
Prueba | Alfa Stelvio 2.0 turbo 280 CV Auto

La versión 'Speciale' del Alfa Stelvio llega con 280 CV y altas prestaciones sin perder de vista la facilidad de uso y el espacio para el día a día

ALEX ADALID

El Alfa Stelvio va encontrando su hueco en el disputado mercado de los SUV de tamaño medio-grande. El italiano juega con un diseño muy atractivo y una marca con gancho, y remata la oferta con un interior de alta calidad, amplio y bien equipado. Como buen Alfa, no puede faltar un gran motor, y en este caso el 2.0 turbo alcanza 280 CV, que impulsan al Stelvio hasta los 100 por hora en menos de seis segundos, una cifra muy respetable en un sector en el que la agilidad no suele ser la nota habitual.

El Stelvio está a la venta con motores diesel de 150, 180 y 210 CV y gasolina de 200 ó 280, con precios entre 39.000 y 55.000 euros, a los que se suman -o mejor dicho, se restan- ofertas especiales que acompañan el patrocinio de Alfa al Valencia CF.

Lo cierto es que el diseño de este Alfa impone, con un color rojo característico, grandes llantas de cinco círculos, como en los Alfa más deportivos, y unos pilotos y luces led de gran tamaño que acompañan la parrilla de la marca. Abrimos el portón -eléctrico en esta versión- para dejar unos cuantos bultos, y nos gusta que el tamaño sea tan amplio como en otros modelos de la competencia, y es que Alfa no ha querido dejar ni un resquicio de competitiva en su primer SUV.

El Stelvio responde a lo que se espera de una marca con la historia y calidad de Alfa Romeo

Nos ponemos al volante y el interior destaca por su diseño personal y acogedor. El mismo volante incluye un botón de arranque al estilo Ferrari, y el conductor tiene por delante un cuadro de relojes magnífico, con una pantalla central multimedia en la parte alta de la consola y madera de tono gris claro torneada moderna y lujosa. Los asientos pueden ser algo pequeños para algunas tallas, pero son cómodos y calefactables. El tapizado en cuero es del tipo tubular, típicamente Alfa. Detrás hay muchos centímetros para dos pasajeros y algo menos para tres.

Un SUV de gasolina

Arrancamos y el Stelvio parte con suavidad. Se nota que los motores gasolina suenan y vibran menos que los diesel, y este Alfa tienen un confort superior al de las versiones de gasóleo, más populares en este segmento. La tracción 4x4 y el cambio automático de ocho marchas son de serie en este 'Speciale' de 280 CV, así que aceleramos y el Stelvio muestra sus ganas 'de marcha' al primer aviso. La dirección es muy directa, lo que resta algo de aplomo en autovías pero es fantástico en carreteras de curvas. Es cuestión de acostumbrarse para sentir más aplomo en todo momento. Alfa fue de las primeras marcas en apostar por diferentes modos de conducción con el sistema 'DNA', que cambia la respuesta de motor y caja de cambios. En este modelo se nota muchísimo, y acelera mucho más en modo 'Dynamic', aunque hay que seleccionarlo. Esperemos que pronto lleguen los modos 'smart' que varíen los programas según la conducción.

Con motores entre 150 y 210 CV y tarifas desde 39.000 euros, el Stelvio es un gran SUV de gama alta

La pantalla multimedia no es táctil, y se maneja por un mando central rotatorio. Aunque parece muy amplia, tanto los mapas como la imagen de la cámara trasera se quedan algo pequeñas, y será un detalle a revisar en el futuro por Alfa. Tampoco merece un sobresaliente la recepción de la radio, así que mejor que llevemos nuestra propia música. En cambio el móvil se conecta al sistema de forma rápida y eficaz, y cualquier llamada activa pasa al manos libres casi sin darnos cuenta.

Realizamos un trayecto de fin de semana a ritmo rápido, pero sin apurar sus prestaciones, que son muchas. El consumo es más alto que en un diesel, como es lógico, y rondará los diez litros cada 100 kilómetros si andamos ligeros, cosa a la que invita este Alfa. Si lo hacemos, el motor rinde mejor en la zona media del cuentavueltas que en la parte alta, y aunque estira hasta la zona roja del cuentavueltas, pone por delante la fácil conducción frente a sensaciones más deportivas, aunque es un SUV con carácter.

Una gran marca

Viajamos a ritmos más tranquilos y apreciamos las miradas de complicidad y admiración en algunos conductores. Alfa es una marca con pedigrí, este SUV es atractivo y lo cierto es que transmite un valor superior a su precio. No es un coche barato, pero por 57.000 euros este Stelvio de 280 CV tiene una relación valor/precio competitiva, y más en las versiones diesel.

Conclusión

El Stelvio tiene mucho del éxito del Valencia CF esta temporada. Con calidad y, gastando menos, se puede tener un SUV potente, de gran tamaño y de una gran marca dispuesto a entrar en la Champions de los SUV.

Fotos

Vídeos