Las Provincias

Un crossover muy urbano

fotogalería

Esta edición del DS4 Crossback asegura una mejor experiencia al volante con su control de tracción inteligente.

  • La marca premium del grupo PSA se suma a la moda SUV con un utilitario de aspiraciones camperas e imagen deportiva

  • DS4 CROSSBACK MOONDUST EDITION

Tras una renovación completa de la gama con el nuevo acabado Performance Line, la firma premium francesa se introduce dentro del competido segmento crossover con el nuevo DS 4 Crossback, la evolución SUV del urbanita DS4 . Esta semana, en nuestra iniciativa #CrossoverLifeStyle nos subimos al modelo más pequeño de la familia Crossback en su versión Moondust, una edición limitada que se distingue de la gama DS4 Crossback por una marcada estética dominada por una nueva silueta de tonos oscuros copada por los motores más capaces de DS.

Un estilo diferente

El DS4 Crossback muestra su vocación de todocamino con elementos estilísticos como una distancia al suelo 30 milímetros más alta, llantas negras de 18 pulgadas, embellecedores de los pasos de rueda, frontal, retrovisores de nueva factura y alerón pintados en negro. La versión Moondust añade al equipamiento una pintura específica en gris mate, difusor trasero y unas barras cromadas en el techo. Además, las ruedas son más grandes que en la versión base, lo que se agradece a la hora de circular.

Para asegurar un óptimo comportamiento en pavimentos con baja adherencia, el nuevo DS 4 Crossback dispone de un control de tracción inteligente, así como la posibilidad de montar neumáticos 'all season'. Estos rasgos se refuerzan con detalles como un ángulo de visibilidad superior, gracias al parabrisas panorámico, o taloneras y alfombrillas específicas.

En el interior, el equipamiento de serie de este crossover de serie limitada destaca por ser bastante completo, pues añade cristales traseros oscurecidos, faros LED y xenón, sensores de parking delanteros y traseros con una cámara de visión posterior, climatizador automático bi-zona, Bluetooth, asientos calefactables, conectividad Android Auto y Apple CarPlay, control y limitador de velocidad, sensor de lluvia, retrovisores plegables eléctricamente y un navegador con pantalla táctil multimedia de siete pulgadas, creando un habitáculo de calidad, confortable y muy tecnológico.

Económico y potente

En cuanto a motores, el DS4 Crossback está disponible con cuatro mecánicas: dos gasolina y dos diésel. Los que se decidan por los primeros pueden elegir entre el Puretech tricilíndrico de 130 CV con caja manual de 6 velocidades, y el THP de 165 y caja automática. En cuanto a las mecánicas de gasóleo, contará con los BlueHDI de 120 y 180 CV, versión que tenemos la oportunidad de probar vinculada al cambio automático.

Prueba a fondo

Con un precio de 33.530 euros, esperamos ver un coche sólido y con buenos acabados. Al abrir la puerta nos llevamos una buena impresión, ya que se aprecian buenos acabados a simple vista y el habitáculo resulta espacioso. Ya acomodados en el puesto de conducción, es hora de sacar todo el potencial del motor BlueHDI 2.0 de 180 CV porque promete muchas alegrías. Al arrancar

Un crossover muy urbano

inmediatamente se sienten los 400 Nm de par, disponibles desde tan sólo 2.000 vueltas. El motor empuja con fuerza y la caja automática es rápida. Durante la ruta, el DS 4 Crossback se mueve como pez en el agua, con absoluta estabilidad y sin oscilaciones, sensación a la que contribuyen una dirección dura, precisa y unos asientos delanteros que sujetan muy bien.

El motor BlueHDi es un prodigio por lo bien que empuja. Quizá tengo que criticar una insonorización mejorable y la ausencia de levas en el volante para dosificar las frenadas. Detalles que se agradecerían al ver que estamos ante un SUV con un nivel tecnológico con pocas pegas. Durante nuestra experiencia, solo el navegador a veces resulta poco preciso.

Por su altura, el DS 4 Crossback puede adentrarse en caminos algo escarpados. A ello ayuda la suspensión, que sufre pocos balanceos a pesar de las exigencias con el gas. Además, la tecnología Intelligent Traction Control ayuda en situaciones de escasa adherencia impidiendo que las ruedas delanteras patinen. Este sistema, junto con los neumáticos opcionales Michelin CrossClimate, permiten al DS 4 Crossback mejorar la adherencia en carreteras que no están en condiciones óptimas. Estos detalles hacen que esta edición desarrolle todo su potencial también en caminos off-road, resultando más preciso que sus hermanos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate