Las Provincias

El Ibiza más ambicioso

fotogalería

El color champagne se une al acabado Xcellence como fórmula más lujosa del Ibiza.

  • Amplio, bien diseñado, con gran calidad, nueva gama de motores y alta tecnología, quiere ser el mejor coche del sector urbano

  • SEAT IBIZA 2017

Treinta y tres años en el mercado, más de cinco millones de unidades vendidas, exportaciones a 75 países y unas ventas en 2016 de más de 150.000 unidades. El Ibiza es el artífice de la Seat que hoy conocemos, y aunque el mercado está cambiando hacia los SUV, los coches del sector urbano son los más vendidos en España y uno de los más importantes en Europa, por eso el nuevo Ibiza, quinto de la saga, es clave para los planes de futuro de la marca.

Joven y en vanguardia

Esto se nota en todos los detalles relevantes del modelo. Por ejemplo en el diseño, robusto y muy atractivo, con los faros con luces LED como protagonistas, pero sin ningún detalle que pueda echar atrás a los potenciales clientes. El diseño es muy dinámico, y es que, como confirma Luca de Meo, presidente de la marca «El Ibiza tiene los clientes más jóvenes del sector, 10 años menos que el promedio en Europa, y para muchos de ellos este modelo es su entrada en la tecnología del grupo Volkswagen, al que Seat pertenece».

No descubrimos nada si señalamos que al cliente joven le gusta el diseño y la tecnología, por lo que el Ibiza llega cargado de 'gadgets'. El más atractivo es la pantalla de 8 táctil de 8 pulgadas que domina la consola central. Es opcional en toda la gama, pero será uno de los extras más habituales, ya que permite las conexiones con Apple o Android, control por voz, navegación etcétera. Dos tomas USB y la recarga inalámbrica del móvil, con un hueco revisto para los modelos de Smartphone más grandes del mercado, cimentan la 'carga tecnológica' de este nuevo modelo, en el que también se ofrece el 'Seat Drive Profile', un selector que permite modificar el rendimiento del motor y de otros componentes para un funcionamiento ecológico, normal o deportivo a gusto del conductor. A ello se suman todas las tecnologías de seguridad de coches más grandes, como el control de velocidad activo con radar o la detección de fatiga del conductor. No tiene, en cambio, ni sistema de detección de salida de carril ni aviso de coche en el ángulo muerto, que sí deberían estar previstas.

Una nueva plataforma

Aunque casi toda la promoción en los coches actuales gira en torno a la tecnología, el 'hardware' sigue siendo el mismo: una carrocería de acero con un motor de combustión. El Ibiza estrena la plataforma compacta del grupo Volkswagen para los modelos de tamaño urbano. Es un chasis muy rígido, tal y como hemos comprobado en carretera, que se ofrece sólo con cinco puertas y que destaca por la calidad de su conducción. Silencio, aplomo, facilidad de manejo y seguridad son sus premisas, aunque la respuesta en curvas es sorprendente para un coche urbano, ya que tiene gran precisión en dirección, frenos y respuesta mecánica, como es habitual en la marca.

El Ibiza mantiene su longitud de cuatro metros, pero crece en anchura ocho

El Ibiza más ambicioso

centímetros para proporcionar un interior más desahogado y un gran maletero de 355 litros. El interior es cómodo y amplio. El cuadro de mandos parece de un sector superior por su presencia y calidad. El volante es el mismo del León, la consola central es alta y la palanca de cambios corta, con sensación de coche más grande, y los mandos y botones son similares a otros modelos de la marca. Las plazas traseras son correctas, amplias para su tamaño pero justas para largos viajes. El maletero cuenta con suelo a doble nivel, respaldos traseros abatibles para ampliar la carga hasta 1.165 litros.

Hasta siete versiones

A este chasis se unen dos motores gasolina y un diesel con siete niveles de potencia. El gasolina 1.0 litros de tres cilindros llega sin turbo con 75 CV y con turbo y versiones de 95 y 115 CV. Hemos probado este último y es un motor muy bueno, con una respuesta rápida, agradable sonido y bajo consumo en carretera. Nos falta ensayarlo en ciudad, donde su menor potencia en bajas revoluciones podría ser un inconveniente. El siguiente motor gasolina es el 1.5 turbo, que sólo se ofrece con 150 CV y se pondrá a la venta en septiembre. Es un motor potente que destaca sobre todo por su bajo consumo, ya que desconecta dos cilindros cuando no estamos acelerando. Nos ha gustado, pero comparativamente preferimos el motor de 115 CV. Eso sí, por más que lo intentemos no supera los 7 litros de gasto, poco para su potencia. No hemos tenido oportunidad de probar los diesel que, con 1.6 litros, sistema de control de emisiones por AdBlue y potencias de 80, 95 y 115 CV, se ofrecerán a partir de diciembre.

A la venta desde 14.000

El Ibiza llega en junio a los concesionarios, que ya admiten pedidos del modelo en sus versiones 1.0 de 75, 95 y 115 CV. Los acabados son Reference, Style y, al mismo precio, el deportivo FR y el lujoso Xcellence. Los precios parten de los algo más de 14.000 euros para el 75 CV Reference hasta los más de 19.000 para el 115 CV FR o Xcellence, y todos cuentan con un pack de equipamiento extra para el lanzamiento valorado en unos 1.000 euros. Por nuestra parte, y a falta de probar los diesel, los motores TSI turbo de 95 ó 115 CV nos parecen perfectos para el Ibiza, el modelo más ambicioso de la saga de más éxito de Seat.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate