Las Provincias

El lujo llega a la gama Ford

fotogalería

La nueva pantalla táctil y el sistema de control por voz son de lo mejor del mercado.

  • La edición Vignale del Kuga se suma a los motores más potentes de la gama para crear un SUV compacto mucho más exclusivo

  • FORD KUGA 2.0 TDCI 180 CV 4X4 VIGNALE

El mercado del automóvil no para de cambiar, y si hace apenas cinco años los fabricantes se las deseaban para vender coches muy baratos en un mercado en total recesión, ahora compiten para dar respuesta a la demanda de coches más lujosos y equipados. Ford, que ya estaba vendiendo muchísimas unidades de sus acabados Titanium, ha tomado la brillante decisión de lanzar una nueva gama: los Ford Vignale.

Familia Vignale

Este tipo de acabado se estrenó con el Mondeo, pero llega ya al monovolumen S-Max y a los dos SUVs de gran tamaño de la familia Ford, tanto el Edge como el renovado Ford Kuga. En todos se aplica un tratamiento similar. En el exterior los tonos de carrocería son exclusivos de esta gama, como el blanco perlado de nuestro coche de pruebas. También son de diseño único las llantas y la parrilla delantera, totalmente hexagonal. Además el Kuga equipa un kit de carrocería deportivo, pilotos más oscuros, doble salida de escape, etcétera.

Equipo de lujo

En el interior aparecen tapicerías de cuero de alta calidad con un diseño específico, asientos calefactables y ventilados, cuero en puertas, salpicadero y aplicaciones y máximo equipamiento en la gama. Cambio automático, techo solar panorámico, portón trasero eléctrico, entrada y arranque sin llave...

A ello se suman las versiones mecánicas de más altas prestaciones, como es el caso de nuestro coche, dotado del motor diesel de 180 CV, tracción 4x4 y cambio automático con levas al volante.

Lujo a precio razonable

Tras esta descripción de equipamiento y cualidades uno podría pensar que el precio sería muy alto, pero Ford ajusta su tarifa y ofrece el Kuga Vignale por algo menos de 39.000 euros, es decir: equipo y mecánica totalmente 'full equipe' a un precio ajustado, y todo con los costes de mantenimiento de un Ford.

Nos ponemos en marcha para descubrir un motor potente, generoso y de buena respuesta, que se une a un cambio de marchas automático, de doble

El lujo llega a  la gama Ford

embrague y con seis marchas que funciona de maravilla. La tracción 4x4 no hace notar su presencia, en el Kuga acelera con potencia, con un consumo de unos 8,5 litros cada 100 kilómetros, el habitual en un modelo de este tipo. El renovado interior nos gusta, y más aún con a completa dotación de este Ford. Hay algunos detalles, como los mandos del clima o algunos controles extra -como el aparcamiento automático, presente de serie- cuyos botones están mejor ubicados en los nuevos S-Max y Galaxy. Aun así la consola central del Kuga ha ganado en facilidad de uso con la pantalla táctil y con el sistema de control por voz SYNC de Ford. Este es uno de los mejores del mercado, y aunque aun no iguala la facilidad de comprensión que tienen los teléfonos de Apple o Android, sí es de los mejores que hemos visto en un automóvil.

El interior gusta, y es amplio tanto delante como detrás. Los pasajeros traseros cuentan con bandejas tipo avión, un enchufe convencional, tomas USB o salidas de climatización, y los respaldos son reclinables. El plegado de estos asientos es cómodo, y permite aumentar el maletero hasta más de 1.500 litros con gran facilidad.

En marcha

Con los asientos en su sitio el maletero es muy útil, pero no es de los más grandes, un detalle provocado por una excelente suspensión trasera que hace del Kuga un modelo muy ágil, pero resta algo de espacio al maletero.

Ya en marcha, y con respecto al motor 1.5 litros turbo gasolina de 150 CV y tracción delantera que habíamos probado hasta ahora, nos gusta mucho más este motor, sobre todo por el consumo, que es más ajustado y menos sensible a la velocidad o conducción que realicemos. En cualquier momento el Kuga va a consumir de forma moderada, con el plus del confort del cambio automático y la seguridad de la tracción 4x4, uno de los grandes aciertos de este Vignale, un coche premium por el precio de un Ford.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate