Las Provincias

La prevención, clave en la seguridad al volante

Los habituales atascos de Semana Santa incrementan la importancia de unos neumáticos en buen estado.
Los habituales atascos de Semana Santa incrementan la importancia de unos neumáticos en buen estado.
  • El buen mantenimiento del vehículo, indispensable en una Semana Santa marcada por los largos desplazamientos

La celebración de la Semana Santa marca uno de los puntos álgidos del calendario de desplazamiento en nuestro país, al marcarse récords de afluencia en carretera año tras año en esta festividad de marcado ambiente familiar.

Desde la Dirección General de Tráfico se esperan un total de 14,8 millones de desplazamientos hasta el próximo lunes 17 de abril, momento en el que está fechada la operación retorno de esta festividad. Esta cifra marca un importante incremento, situado en torno al cinco por ciento, respecto a las cifras del pasado año, lo que implica también un incremento de la siniestralidad en nuestras carreteras.

Para muchas familias la Semana Santa marca la fecha del primer desplazamiento de larga distancia del año, lo que desmarca la prevención como uno de los factores claves para evitar posibles riesgos.

De esta forma, una buena puesta a punto supone un factor diferencial a la hora de reducir amenazas en la carretera. La afluencia de vehículos hace que los atascos se conviertan en un habitual en las grandes vías, por ello la revisión del estado de los neumáticos y las pastillas de freno se tornan necesarias para asegurar la mejor respuesta posible de nuestro vehículo.

Entre los detalles a controlar, los niveles de aceite son uno de los hábitos más habituales, por lo que hay que recordar que se debe cambiar el aceite del vehículo cada 15.000 kilómetros aproximadamente. Mientras que, entre los hábitos de mantenimiento menos habituales, si el destino elegido es la montaña resulta clave revisar los niveles y calidad del liquido anticongelante de nuestro vehículo, producto clave para su correcto funcionamiento.