Las Provincias

Pequeño con chispa

La trasera evoluciona el diseño del modelo actual, con formas más modernas.
La trasera evoluciona el diseño del modelo actual, con formas más modernas.
  • El nuevo Picanto incorpora las últimas novedades de Kia y estrena versión GT Line para convertirse en uno de los urbanos más llamativos

  • KIA PICANTO

Presentado hace unas semanas en el Salón de Ginebra, el nuevo Kia Picanto llegará a España en junio para convertirse en el coche más urbano y pequeño del fabricante asiático, que precisamente se abrió gran camino en España con el primer Kia Picanto y su original gama de colores. Como veremos, aquél coche económico y simpático ha evolucionado para convertirse en uno de los utilitarios más atractivos, completos y competitivos.

Con nuevo chasis

Realizado sobre una plataforma de renovada factura que reduce el peso y aumenta la rigidez, el Picanto mantiene sus 3,6 metros de largo, pero aumenta algunas cotas para mejorar el espacio interior, especialmente el maletero, con 255 litros iniciales que pueden llegar hasta los 1.100 si abatimos los asientos.

La imagen ha mejorado con un aspecto más musculoso, gracias a la prolongación de la parrilla hacia los faros, a los pasos de rueda más marcados y a un lateral en el que la carrocería cede protagonismo al cristal para aumentar la visibilidad y la sensación interior de espacio. También se han mejorado la suspensión y la dirección, que ahora ofrece menos vueltas de volante a pesar de mejorar su radio de giro. La suspensión es más suave y precisa, ya que al ser el chasis más rígido transmite menos vibraciones.

Las novedades en el interior son destacables. Tanto el salpicadero como el volante se han elevado, lo que posibilita un mayor espacio para las piernas. Aparece por vez primera en este segmento una bandeja central apoyabrazos, deslizable y en el salpicadero sobresale una pantalla de 7 pulgadas, un climatizador de fácil uso o la carga inalámbrica de teléfonos móviles.

Llega el GT Line

Por primera vez, Kia ofrece esta gama la versión deportiva de su marca, con una imagen claramente sport. Una carrocería con remates de color rojo, nuevos paragolpes, llantas y cromados y un interior más atractivo convierten al GT Line en un mini-GTI, al menos en imagen.

En la gama Picanto hay dos motores de gasolina disponibles, un tres cilindros de un litro con 67 CV de potencia y un consumo realmente bajo y un 1.25 litros con cuatro cilindros y 84 CV de mayores prestaciones y consumo, y que también se ofrece con una caja de cambios automática de cuatro marchas. A ellos se sumará un motor 1.0 turbo de 101 CV.

En marcha

Durante las dos jornadas de la presentación en Sitges hemos podido conducir los dos motores disponibles en el lanzamiento. En primer lugar probamos el tres cilindros de 1 litro. Este motor es el que menos consume y origina algo más de ruido que su hermano mayor, y en el chasis se aprecian con claridad las mejoras en dirección y suspensión con respecto a su antecesor. La imagen del interior ha mejorado de forma sensible, con unos acabados de mejor tacto y una pantalla que incorpora un navegador tom-tom muy preciso, además de una cámara de ayuda al aparcamiento poco habitual en este segmento.

El motor 1.2 con sus 84 CV de potencia es más polivalente y nos permite

trayectos por carretera con mayor desahogo. El cambio manual de 5 velocidades es preciso, y con la versión GT de suspensión levemente endurecida, en los tramos virados de carretera hace que el nuevo Picanto sea divertido de conducir.

El modelo llega al mercado en junio con precios con promoción a partir de los 8.535 euros, por lo que se sitúa como un duro competidor frente a sus directos rivales. Tanto por su imagen como por sus prestaciones y por la garantía de 7 años, es un modelo a tener en cuenta.