Las Provincias

Un crossover listo para cualquier reto

La meteorología ha dejado las carreteras cubiertas de nieve.
La meteorología ha dejado las carreteras cubiertas de nieve.
  • Buscamos la nieve para probar el sistema 'all mode 4x4' del X-Trail, con más seguridad en situaciones difíciles

  • NISSAN X-TRAIL 1.6 DCI 4X4

Esta semana, tanto la Comunitat Valenciana como el resto del territorio nacional se han visto envueltos en una ola de frío que ha llenado nuestras carreteras de agua y nieve. Para muchos, esta climatología adversa es un problema en su rutina diaria, pero, para nosotros, es una gran oportunidad para probar la tracción 4x4 que monta nuestra unidad de pruebas de la iniciativa #CrossoverLifestyle. Estamos al volante del Nissan X-Trail, el crossover más grande y sofisticado del fabricante japonés, que ya hemos enfrentados a los retos que suponen la ciudad, autovías y pistas forestales, incluso hemos tenido tiempo para alguna escapada off-road, pero todavía no hemos tenido la oportunidad de someterlo a una prueba con las peores condiciones climatológicas posibles: La nieve.

Gracias a esta ola de frío que invade todo el país preparamos una ruta compleja, donde circularemos por carreteras con nieve y hielo, probaremos la eficiencia del sistema de tracción y descubriremos el potencial real que tiene el X-Trail para sortear las distintas zonas que vamos a encontrar durante nuestro viaje.

Buscando la aventura

Salimos de la redacción con una ruta planificada que nos lleva al interior de la Comunitat, en concreto, a la localidad de Navalón. Desde el inicio, las condiciones de la carretera son muy adversas, con una intensa lluvia que provoca varias retenciones y muy poca adherencia en el asfalto, pero seleccionamos la tracción 4x4 y, la verdad, es que su funcionamiento no puede ser mejor. Circulando a velocidades contenidas, el X-Trail responde con contundencia, su aplomo, a pesar de la climatología, es espectacular y proporciona una gran confianza al conductor cuando ni el terreno ni el tiempo acompañan. No contamos con neumáticos de invierno y las llantas de 19 pulgadas no son lo más apropiado para este tipo de conducción, pero gracias a los sistemas de seguridad pasiva, como el cambio involuntario de carril o el control de tracción, la conducción del crossover japonés en carretera convencional con nieve es confortable y sin sobresaltos, siempre y cuando no excedamos la presión en el pedal del acelerador.

Llegados a nuestro destino, somos uno más de los afectados por una intensa nevada que cierra varias carreteras y deja impracticable cualquier tipo de vía. Aprovechamos este 'impasse' para realizar una sesión de fotos nada convencional, con una estampa navideña que combina a la perfección con el color blanco y el diseño del crossover de Nissan.

Retorno off-road

Una vez terminada la ventisca, decidimos reanudar la ruta por una pista forestal en la que se combina pendientes ascendentes y descendentes con un terreno lleno de grava, nieve y hielo. Circulando en marchas altas y con las revoluciones al mínimo, la conexión entre el X-Trail y el firme es sublime, incluso podemos decir que es casi mejor en estas circunstancias que en condiciones normales, y es que este modelo no hace gala de ser un todoterreno puro, pero si conoces la técnica y le sumas una tracción 4x4 con un cambio manual que te permite conectar con lo que sucede en el exterior, parece que todo se puede hacer. Evidentemente no estamos en una vía de gran dificultad que nos sirva de preparativo para competir en un Dakar, pero, para una excursión en familia en busca de la nieve, el X-Trail tiene un comportamiento excepcional.

Otro punto a favor es la gran capacidad que tiene el crossover de Nissan.

Nuestra unidad de pruebas es la versión 1.6 dCi de 130 CV y cinco plazas, que goza de un gran maletero con casi 600 litros y capacidad para incluir a cinco personas, por lo que resulta un gran compañero para cualquier tipo de viaje.

Volvemos hacia la redacción y las condiciones en carretera empeoran. Ahora la calzada está llena de agua y el peligro de hacer aquaplaning es más que evidente. Reducimos la velocidad e intentamos que el motor no se revolucione, consiguiendo mayor tracción y una conducción confortable.

Finalizado nuestro trayecto, podemos decir que la jornada ha sido dura, pero nos quedamos con el alto nivel de seguridad que ofrece el X-Trail, que, a pesar del mal clima al que se ha visto sometida la Comunitat, y de nuestras exigencias se ha comportado como el gran crossover que es.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate