Las Provincias

Familiar con esencia AMG

fotogalería

En sus 4,7 metros de longitud contiene 490 litros de capacidad de carga.

  • La marca alemana firma con el C450 AMG Sport una berlina con espacio que esconde en su interior un fiero deportivo listo para disfrutar

  • MERCEDES-BENZ C450 AMG SPORT 4MATIC

A todos nos gustaría tener en nuestro garaje un Mercedes C63 AMG, pero a la hora de hacer números, a la mayoría de los mortales, excepto a los agraciados con alguno de los gordos de la lotería, estos no nos salen, ya que pagar casi cien mil euros por el C63 AMG más barato es una 'misión imposible'. Así pues, aquellos soñadores que todavía ansían por disfrutar de un Mercedes de altas prestaciones pueden optar por la versión C450 AMG Sport 4Matic. Esta berlina ofrece una estética compacta y a la vez deportiva, y sus prestaciones no están demasiado alejadas a las del C63 AMG, si consideramos que su precio se sitúa en torno a los setenta mil euros. Además, su grado de personalización nos permite gozar incluso si necesitamos un 'capricho' familiar con más capacidad de carga y una estética aún más discreta, como es la versión que hemos probado, conocida como Estate.

Deportividad sutil

Ante todo la discreción de lo que esconde este AMG es lo que más destaca, ya que ofrece una imagen compacta con tintes deportivos, pero sin exagerar. En su aspecto externo encontramos detalles que nos indican la alta gama de la versión, como una rejilla específica, el faldón de la parte frontal con amplias tomas de ventilación, los nuevos paragolpes, un discreto alerón trasero en el techo o los distintivos AMG, pero estos no resultan ostentosos.

En el habitáculo también hay algunos detalles deportivos, como el volante con bajo plano, asientos tapizados en cuero con costuras de color rojo, pedales de acero inoxidable o las inserciones en aluminio y negro brillante que conjugan con toda la tecnología de ayudas a la conducción de última generación habitual en la marca, como el freno adaptativo, el sistema de control de fatiga o la alerta de colisión, entre otros.

Tecnología pura

Este AMG monta un extraordinario motor de tres litros con 6 cilindros en V con dos turbos que rinde la nada despreciable cifra de 367 CV de potencia, con buen rendimiento a cualquier régimen de revoluciones. Desde parado alcanza los cien kilómetros por hora en tan solo cinco segundos, y el sonido de su escape delata su deportividad muy bien complementada por su tracción permanente a las cuatro ruedas 4Matic Performance, que reparte la fuerza con preferencia al eje trasero. Su suspensión es adaptativa con tres niveles - Comfort, Sport y Sport+- heredada del C63, lo que en su conjunto posibilita que en cualquier tipo de firme y condiciones del asfalto el C450.

Una vez en el interior, y gracias a sus múltiples regulaciones eléctricas, podemos adoptar una posición de conducción ideal, ya que llevamos el asiento cerca del suelo y el volante dispone de un buen reglaje en profundidad, con lo que se puede acomodar a cualquier talla.

Un deportivo camuflado

Antes de ponernos en marcha podemos optar por seleccionar entre cinco modos de conducción -Eco, Comfort, Sport, Sport Plus e Individual-, en los que se adapta el comportamiento del control electrónico de respuesta del cambio, estabilidad, y aceleración, así como tres diferentes tarados de la suspensión, mientras la caja de cambios de siete relaciones permite hacer uso de las levas al volante para cambiar a modo manual.

En nuestro primer recorrido por autovía hacía la sierra de Madrid optamos por el modo más ecológico, el ECO, que cuenta con Start/Stop y función de planeo o conducción 'a vela' entre 60 y 160 km/h, con lo que el motor, pese a su potencia, se transforma en un suave murmullo y las marchas se van engranando dócilmente. Esta disposición se traduce en unos consumos en torno a los siete litros, lo que le sitúa considerablemente alejado del resto de modos.

A toda potencia

Ya en las estribaciones de Canencia -tramo habitual de rallyes- optamos por

Familiar con esencia AMG

seleccionar el modo Sport+ y la suspensión más firme. Aceleramos firmemente y ¡aparece la fiera! Desde apenas 1.400 revoluciones el motor derrocha potencia y, tanto manejando el cambio manualmente como en modo automático, el sistema sube y baja de marchas sin parar. La estabilidad es sobresaliente con unos firmes apoyos en todo tipo de curvas y una magnifica absorción de la suspensión en los tramos más bacheados y, lo que es más sorprendente, la firma ha conseguido que el confort siempre se mantenga presente, ya que apenas balancea la carrocería.

Al fijarnos en la frenada notamos que los discos hacen que el coche se detenga en el lugar elegido y sin acusar el abuso de los mismos, especialmente en el tramo de bajada del puerto. Tras poco más de 150 kilómetros los consumos se incrementan hasta algo más de diez litros.

En familia

Nuestro siguiente recorrido semanal era a plena carga, con 4 pasajeros y equipaje por autovías, carreteras comarcales y ciudad. Destaca la buena capacidad del maletero, su fácil acceso y el holgado espacio para los dos pasajeros traseros, que disponen de buena altura al techo y rodillas. El gran confort de marcha, como si de un Clase S se tratara, siempre está presente, y la docilidad del coche en tráfico urbano es más que destacable, con unas medidas muy contenidas. El consumo medio apenas superó los 8 litros, lo que es una cifra resaltable para un coche de estas prestaciones y potencia.

Versatilidad que define a este Mercedes-Benz C450 AMG Sport 4Matic, ya que es un vehículo que conjuga unas prestaciones de primera, incluso superiores a algunos de sus rivales directos más afamados, combinadas con una apariencia de coche familiar con un leve toque deportivo.