Las Provincias

El Mini más maduro

fotogalería

La trasera con dos puertas de fácil apertura que integran los pilotos.

  • El nuevo Clubman se convierte en un compacto con toda la distinción y diseño de la marca, pero con espacio para viajar en familia

  • MINI CLUBMAN COOPER DIESEL AUTO 8 VEL.

Todos los que tienen un Mini y empiezan a tener hijos lamentan el tener que desprenderse de su bonito coche, y a ellos se suman los que no tuvieron un Mini en su día y, ahora que pueden comprarlo, tienen una familia que atender y el coche se queda pequeño para sus necesidades y, por último, los que siempre han querido un Mini pero no quieren un modelo pequeño o incómodo. La marca ha estado muy atenta a todos ellos, y en pocos años ha lanzado el crossover Countryman, un Mini de cinco puertas y, ahora, el Clubman.

Todo un compacto

El Clubman ya existía en la gama anterior, pero era un coche 'raro', aunque con encanto. Con tres puertas laterales, una de ellas un poco más estrecha y apertura a contramano, y un doble portón trasero. La fórmula no encajó, y Mini ha mantenido el nombre para un nuevo modelo que poco tiene que ver con aquél, pero que encaja con lo que quiere el mercado.

El nuevo Clubman no es una evolución del Mini pequeño. De hecho, aunque la gama de motores es similar, el tamaño es muy diferente, ya que el Clubman mide 4,25 metros y es más ancho y más alto para convertirse en un coche 'tipo Volkswagen Golf'

Ya no es sólo un coche de ciudad, sino un modelo para viaje en carretera, aunque, eso sí, es muy Mini, ya que su diseño tiene el mismo encanto que los modelos pequeños de la gama.

Para ello cuenta con un frontal que sólo puede ser de un Mini, con grandes faros ovalados enmarcados por un enorme capó que da paso a la parrilla habitual en la marca. Las cinco puertas ni siquiera resultan extrañas dada su buena integración, y la trasera, es la parte más chocante, con doble puerta de apertura lateral muy original, aunque no muy práctica.

Espacio y diseño

Viajamos al interior del coche para descubrir un ambiente genial. Las opciones de nuestra unidad, como una bonita combinación de piel y napa en color granate para el tapizado, la iluminación interior nocturna con LEDs o el cambio automático, nos trasladan a un ambiente de lujo. Junto al cambio un selector permiten ir del modo eco al sport, siempre con un consumo ajustado. Bajo el capó de este Cooper diesel hay un motor dos litros de 150 CV que corre, no gasta y se lleva de maravilla con el cambio automático.

En marcha las suspensiones son más suaves que de costumbre, y el coche es más cómodo al pasar por los baches o badenes, donde se muestra más asentado. Esto es porque es más ancho y largo y también porque Mini busca un publico más familiar. La dirección sí tiene la rapidez habitual en la marca, y también la respuesta del motor es buena, y aunque no es el cohete de ciudad que era en ediciones anteriores, tampoco podemos decir que a este Clubman le pesa su nuevo trasero. En carretera corre bastante y se conforma con consumos de seis litros, y en ciudad se mueve con confort gracias a su caja automática.

Gran confort interior

Como familiar compacto echamos en falta algo más de espacio en las plazas traseras, aunque realizamos viajes en grupo y con adultos y no hubo ninguna queja. En el maletero, no muy amplio, caben de pie tres maletas tipo avión y alguna mochila ocupando huecos, así que hay sitio de sobra. Un carrito no va tan bien sujeto, y es algo que echarán de menos los padres más jóvenes, pero todo en la vida no se puede tener.

En cuanto a precio, el Clubman es un compacto premium con unas tarifas que, si miramos la competencia, están entre las que ofrece un Audi A1 -más pequeño- y un A3 -más grande-. Con las ofertas actuales y los packs de equipamiento podemos tener un Mini Cooper bien equipado por entre 25.000 y 30.000 euros. ¿caro? No tanto, este Mini ya no es un capricho, sino una herramienta para todo: ciudad, viajar, familia y lo que venga y, si hacemos números y vemos lo bien que se pagan de ocasión, tenerlo unos años puede ser más barato que comprar cualquier otro utilitario, así que nos parece un coche y una compra muy recomendable, y todo ello sin perder la imagen del Mini original.