Las Provincias

A la conquista de la Font Roja

fotogalería

Siete plazas, confort y formato crossover para este lujoso y confortable Renault.

  • Enfrentamos el Renault Espace a las carreteras de las montañas de la comarca de l'Alcoià, una ruta tan bonita como exigente para el SUV

  • RENAULT ESPACE 1.6 DCI AUTO INITIALE

Alcanzamos nuestro destino y no podemos evitar bajar del Renault Espace para respirar el aire puro de la Sierra de Mariola. Estamos en Alcoi, donde nos presentamos con un reto en mente: Enfrentar al crossover a las montañas de l'Alcoià.

La ciudad goza de una red de calles perfecta para un SUV que porta el acabado ejecutivo Initiale París, lo que implica asientos más cómodos y detalles premium. Tras un merecido esmorçaret, es hora de comenzar el reto. El Parque Natural Font Roja es uno de los espacios más conocidos de la Comunitat y las curvas que le dan acceso una de las rutas más transitadas. Por eso, nos planteamos: ¿Cómo actuará nuestro Espace en sus carreteras?

Nave de sorpresas

Partimos del campo de fútbol del Collao y decidimos seguir el camino hacia el chorro del Salt, espectacular salto de agua que sorprende por su belleza. Esta referencia nos permite trazar una ruta con el GPS del Espace, sistema que incluye multitud de opciones de configuración. Tomamos la CV-795, una carretera de largas rectas rodeada de cultivos. Aquí el Espace se siente el rey, incluso en modo ecológico desprende soltura gracias a su motor de 160 CV. Pero una ruta no merece la pena si es sencilla, por eso, tras siete kilómetros, es hora de batallar con el camino que bordea el Barranc del Troncal. Hablamos de una carretera local en su máxima expresión: escaso espacio, baches, curvas y un tránsito prácticamente nulo.

Con la Espace, la firma francesa ha echado el resto con avances que encontramos en vehículos premium. Su reposabrazos de doble altura marca el espacio de los pasajeros, mientras que una pantalla vertical actúa de centro de operaciones. Destacan las cinco opciones de conducción: Eco, Confort, Sport, Neutral y Personalizado. Una carretera con asfalto difícil como esta es perfecta para la posición Confort. La electrónica de esta aísla al coche reduciendo las alteraciones de la marcha, lo que se suma a una buen altura al suelo para mejorar la comodidad al instante. Intensificándose esta gracias a los asientos con masaje.

Placer de conducción

El camino nos hace pasar por la Masía La Safranera, cuyo entorno cuenta con multitud de caminos de tierra que rodean el tramo. Son caminos de difícil acceso pero que el Espace sortea con facilidad para regalarnos una vista privilegiada del Vall d'Alcoi.

Tras diez kilómetros conectamos con la subida a la Font Roja. La ascensión destaca por sus pronunciadas curvas, un espacio donde la electrónica actúa con precisión para que en ningún momento tengamos problemas de tracción. De esta forma llegamos al observatorio de la cima, un paraje donde los senderistas se reúnen para aprovechar los kilómetros de caminos naturales de los alrededores.

A fondo

Cuando el cansancio hace mella, comenzamos el descenso. Las curvas son pronunciadas y, al ser sábado, la carretera está poblada. El Espace es un coche ágil, pero no hay que olvidar su peso y dimensiones, por lo que es necesario tocar el freno con cuidado. Este abuso se traduce en un consumo que supera los ocho litros, aunque en autovía desciende hasta los seis litros.

Animados por las sensaciones, continuamos por la vertiente sur de la montaña. Este tramo goza de un encanto especial por sus quitamiedos de piedra. Es aquí donde probamos el modo Sport. Al pisar el acelerador este SUV tarda un poco más de lo esperado en coger los 160 CV de potencia de los que dispone, aunque, cuando lo hace, la Espace salta con determinación. Esto genera un trabajo extra en la tracción, que se muestra muy fiable durante el recorrido.

Apuramos la ruta reflexionando por la N-340. El Espace se ha enfrentado con soltura a un terreno desfavorable, mostrando mucha contundencia para su peso. En su interior, el acabado Initiale da un extra de comodidad que merece el gasto, aunque sin él el SUV no sufriría gracias a su buena combinación de espacio, altura y tracción.