Las Provincias

Evolución con estilo y lógica

  • El nuevo Opel Mokka redefine su diseño y prestaciones para situarse a la vanguardia de los SUV urbanos del mercado

Este año, Opel ha sido una de las marcas que más ha sorprendido a los usuarios de las cuatro ruedas. Nuevos modelos, como el Astra, Adam o Corsa, ofrecen diseños actualizados, interiores de calidad y tecnología a raudales, por lo que el nuevo Opel Mokka X no debería de ser diferente. A simple vista surgen muchas cuestiones como: ¿Cuál es su función? ¿Es sólo urbano? ¿Qué amplitud tiene? ¿Es tecnológicamente tan avanzado como sus hermanos? Todas estas preguntas las respondemos con una sencilla prueba de nuestra iniciativa #CrossoverLifeStyle por el término municipal de Valencia, donde sacamos todo el jugo a un nuevo Opel Mokka X 1.6 CDTI dispuesto a sorprender a todos.

Por concepto, este nuevo crossover está pensado para ofrecer la mayor funcionalidad diaria. Su diseño es elegante, gracias a detalles como la nueva parrilla frontal o las luces de circulación diurna con tecnología led. Para ser fiel a su naturaleza de SUV, cuenta con elementos que aportan robustez, como las protecciones en los bajos, que son de aluminio en la parte delantera y trasera, o las estriberas laterales. Además,cuenta con numerosos sistemas de seguridad pasiva, como el cambio involuntario de carril, sensor de ángulo muerto o asistente de aparcamiento, con el que no hay que alarmarse puesto que tiene una sensibilidad muy elevada.

Por otro lado, el nuevo Mokka X está a la última en tecnología, por lo que incluye una pantalla táctil muy intuitiva, tecnología de control por voz y el sistema 'OnStar', que nos permite conectarnos a través del Wifi a nuestro coche e incluso hablar con un operador que resolverá cualquier duda al instante. Con unas medidas contenidas, que favorecen la conducción urbana, y un generoso espacio interior para cuatro ocupantes, el Mokka X es un buen candidato para los que buscan versatilidad, confort y tecnología.

Prueba urbana

Para comprobar su funcionalidad recorremos las calles de Valencia, donde

Evolución con estilo y lógica

ponemos a prueba la capacidad de adaptación del nuevo SUV alemán. A pesar de ser un coche alto, el Mokka X es ágil y dinámico, su motor de 136 CV es muy progresivo y permite callejear con mucho confort y sin sobresaltos. Además, nuestra unidad de pruebas equipa elementos de calidad, como el techo solar con dos aperturas diferentes, sistemas de control de tráfico o numerosos espacios para guardar nuestros objetos. Detalles que logran un habitáculo de calidad en el que se disfruta de la conducción. De esta forma, Opel ha conseguido un coche con estilo, que sirve para nuestra rutinadiaria pero que aporta un plus diferencial con su capacidad,tecnología y confort en marcha.

También off-road

Una de las cualidades que no se suele probar en los SUV urbanos es la capacidad off roadque se les confiere a estosmodelos por dimensiones y aptitudes todoterreno.Nosotros hemos querido ir un paso más allá y nos trasladamos hasta Picassent, donde nos espera un circuito por vías forestales para ver si el nuevo Opel Mokka X se defiende en este apartado. A priori, el SUV alemán sólo cuenta con un control de descenso para la causa, pero tras unos cuantos kilómetros nos damos cuenta de que se puede hacer mucho más de lo que se espera de este coche.

Es cierto que las llantas de 19 pulgadas y la poca distancia en el paso de rueda pueden penalizar al modelo si buscamos emociones fuertes, pero el Mokka X tira de agilidad y potencia en marchas cortas para sorprender en cualquier terreno. Con un precio desde 16.900 euros, resulta muy apetecible.