Las Provincias

Lanzados hacia una nueva era

Instrumentación mixta analógica y digital.
Instrumentación mixta analógica y digital.
  • El Valencia Boat Show abrirá sus puertas en la Marina del 31 de octubre hasta el 6 de noviembre

  • VALENCIA BOAT SHOW

Un Salón Náutico entre los mejores de Europa. Esa es la firme apuesta del un Valencia Boat Show que presentará entre el 31 de octubre y el 6 de noviembre sus grandes argumentos para equipararse, y en algunos aspectos superar, a los Salones Náuticos más importantes del continente.

El certamen valenciano ha acometido una revolución total en cuanto a ubicación, fechas, formato y estrategia, apostando por desplazarse de primavera a otoño, albergar solo barcos nuevos de los principales astilleros internacionales e incorporar una novedad que no pueden implementar los principales certámenes del continente: dos días de pruebas en el mar.

La internacionalización del evento -han confirmado su presencia más de una docena de medios extranjeros- ha dado como resultado un Salón Náutico más profesional. Los organizadores han optado por abandonar el formato anterior de barcos de ocasión para afrontar un Salón 'solo de barcos nuevos', además de accesorios y servicios.

Sólo barcos nuevos

Esto conllevaba un necesario cambio de fechas a otoño, época del año en que los principales astilleros presentan sus nuevos modelos para la próxima temporada. Y la respuesta ha sido inmejorable. Más de 120 unidades se presentarán en Valencia -incluyendo algunos de los nominados al 'Yate Europeo del Año', sesenta de las cuales se podrán probar en el mar.

El nuevo Valencia Boat Show nace como un evento único en la náutica europea. Tras visitar los principales salones europeos, la Unión de Empresas Náuticas, organizadora del evento, recogió el guante lanzado por los principales astilleros del mundo: necesitaban ofrecer a los visitantes pruebas en el mar de sus embarcaciones, algo impensable en otoño en otros países pero que sí permite el clima de Valencia y la infraestructura de la Marina Real.

Pruebas en el mar

«De este modo» relata Fernando Jiménez, director del Salón Náutico de Valencia «quienes hayan visto un barco en Cannes, Génova o Barcelona pueden venir a probarlo y tomar la decisión final de compra en Valencia. Si antes de comprar nos gusta probarnos hasta los zapatos, un barco no podía ser menos». El presidente de la Unión de Empresas Náuticas se muestra muy optimista de cara a las cifras de afluencia de público y de compradores. Porque el Salón será más profesional que nunca, otra petición de los expositores. El evento se entiende como una oportunidad de negocio y como tal busca cerrar operaciones entre astilleros y armadores. De los siete días del evento, cinco estarán destinados a un público más profesional -si bien la entrada será libre, con un coste de cinco euros- y dos, sábado y domingo, estarán abiertos al público con acceso gratuito y un amplio abanico de actividades para disfrutar de la náutica también en familia.

La sede del evento seguirá siendo la Marina Real Juan Carlos I, si bien la exposición cambia ligeramente de ubicación -del Veles e Vents a la escuela de negocios EDEM-, el edificio Lanzadera y la antigua base de Alinghi- para ofrecer una mayor comodidad a los expositores.

Este 31 de octubre se da el pistoletazo de salida a una nueva era del Valencia Boat Show, un salón que aspira a proyectar a la ciudad como un referente nacional e internacional en el sector.