Las Provincias

Estilo para los papis

Con niños, pero con estilo, el Mini Clubman tiene una gran capacidad interior y un maletero razonable.
Con niños, pero con estilo, el Mini Clubman tiene una gran capacidad interior y un maletero razonable.
  • El Mini Clubman crece en tamaño y se presenta como un compacto original para conquistar a las familias jóvenes

  • MINI CLUBMAN

Que el ecosistema idóneo de Mini es la jungla urbana es una máxima que se repite desde su creación. Sin olvidar un diseño reconocido y de éxito, los vientos de cambio llegan a la firma británica con el Mini Clubman, un compacto más espacioso y polivalente.

Preparado para todo

El Clubman se sitúa como la propuesta más madura de la gama Mini. Con dimensiones de turismo y espíritu de utilitario, este compacto toma como base el ADN de la firma, pero lo adapta para crear algo único. De esta forma observamos un frontal muy expresivo, con una mayor longitud y que además presenta detalles deportivos como las múltiples entradas de aire.

Pero si algo llama la atención a primera vista de este Mini es su parte

Estilo para los papis

trasera, que está culminada por un curioso maletero con doble puerta, al estilo furgoneta, que consigue crear una carrocería muy llamativa. Esta configuración permite que el Clubman sea el Mini con mayor capacidad hasta la fecha, ya que, incluso con cinco pasajeros en el interior, permite contar con hasta 360 litros de capacidad en el maletero.

Interior de vanguardia

El interior mantiene esta fijación por el espacio. Desarrollado con cuatro puertas, las plazas interiores se muestran muy cómodas para cuatro adultos y suficientes para albergar incluso cinco ocupantes, lo nunca visto en un Mini. Por su parte, el salpicadero gana en tamaño, contando con el renovado panel de control central en forma circular habitual en la marca.

La gama de mecánicas del Clubman está compuesta por tres motores gasolina entre 102 y 196 CV, y otros tres diesel, entre 116 y 190 CV. Cuenta de serie con una caja de cambios manual de seis marchas y en opción con la caja automática Steptronic de seis velocidades para las versiones menos potentes y de ocho para las mecánicas de cuatro cilindros turbo.

Con una gama de precios que se inicia en los 20.900 euros, cuenta de con elementos como climatizador bizona, faros LED o sistema Start&Stop de serie. Es en sus opciones donde el Clubman da un salto importante de calidad, con tecnología de vanguardia como un 'Head-Up Display' cargado de información, cámara de marcha atrás, asientos calefactables, techo panorámico o conexión a internet. Aunque la lista de opciones es una de las más extensas entre los utilitarios, brilla con luz propia el sistema multimedia Mini Wired, que cuenta con pantalla táctil.

Por último, no faltan los paquetes estéticos, tanto para exterior como para interior, con un coste que varía entre 700 y 3.000 euros. Packs que incluyen desde el mítico acabado Cooper Works, hasta cambios en llantas o tapicerías para que cada Clubman sea, como en el resto de la gama, un Mini único.