Las Provincias

Pasión por los clásicos

No vamos a negarlo: cada vez nos gustan más los coches clásicos. Quizá porque nos llevan a otros tiempos más felices, pero sobre todo porque en ellos se reúne la esencia del automóvil: modelos en los que la mecánica era una pieza fundamental y el conductor una de las claves del disfrute al volante. Los coches de hoy en día han evolucionado tanto y son tan buenos y fiables que a veces nos sentimos invitados al volante, y este progreso, imparable y absolutamente necesario en pro de la seguridad y la eficiencia, ha hecho que se pierda parte del romanticismo que rodeaba cada trayecto, algo que conservan los coches antiguos y clásicos.

Por eso están de moda. Son muchos los aficionados, mayores pero sobre todo jóvenes, los que buscan en este mundillo el coche que tuvo su familia, el que siempre les fascinó o aquél que más les sorprende, y claro, casi nunca es suficiente con tener sólo uno, o se van añadiendo a la colección particular de cada uno o se compran, venden y restauran continuamente, dando lugar a un apasionante mercado que cotiza al alza. La Comunitat Valenciana, que siempre ha tenido una gran afición a cualquier cosa con motor y ruedas, ha subido subirse al tren de las tendencias con un evento como Retro-Valencia, que se celebra este fin de semana en la Feria y que se ha convertido no sólo en punto de encuentro del mundo de los clásicos, sino también en un lugar al que acudir para disfrutar de una visita en familia. Allí encontraremos coches, exposiciones muy animadas, venta de piezas y recambios, recuerdos, amplias exposiciones de motos, otras dedicadas a modelos de marcas como BMW o Porsche, en resumen, todo para convertir la visita en un disfrute, además de las posibilidades de apuntarnos a uno de los clubes valencianos.

Allí estaremos este fin de semana, ya que queremos disfrutar del automóvil en todas sus facetas, y esta es una de las más divertidas visto el gran número de eventos que rodean al mundo del automóvil clásico.