Las Provincias

La gran fiesta de los clásicos

fotogalería

Las motos también tienen su protagonismo en la Feria.

  • La cuarta edición de Retro-Valencia permitirá hasta el domingo admirar los mejores coches, recambios y muestras para una cita en familia

  • RETRO AUTO&MOTO VALENCIA

El vehículo clásico está en alza no solo en una región como la Comunitat Valenciana, muy activa en este sector, sino en todo el mundo. En España suelen ser 25 los años necesarios para que un vehículo gane la denominación de clásico, pero a la Retro-Valencia le han servido sólo cuatro ediciones para convertirse en un evento imprescindible del calendario ya que, a pesar de su juventud, se ha consolidado como mayor feria de históricos de la Comunitat y una de las más relevantes de la península.

El evento abrió sus puertas ayer por la tarde en Feria Valencia, y hasta mañana domingo volverá a maravillarnos a base de elegancia con toques 'vintage' en un certamen que nos va a permitir disfrutar de exposiciones especiales del Volkswagen Golf GTI, los Porsche 911 Targa o el Seat 850 entre otros.

Amor por lo 'vintage'

La cuarta edición de Retro Valencia vuelve a repetir la fórmula del éxito de años anteriores, con más de cien expositores que se suman a la aportación de los amantes de los coches clásicos, con más de seiscientos vehículos clásicos reunidos en Feria Valencia.

Desde la tarde de ayer viernes, auténticas joyas, como un Cadillac de 1906, conforman una exposición repleta de stands especiales. Entre ellos, brilla con nombre propio el American Show que promociona el club Horta Clàssics. En él, los miembros del club recrean el amor por los coches americanos con un autocine, restaurante drive-in, pista de baile y tupés típicos de los años 50 en Estados Unidos. A ritmo de Grease, los visitantes podrán sentirse como el mismísimo Danny Zuko -John Travolta- en una exposición que contiene joyas americanas como el Pontiac Firebird de 1973, Ford Mustang del año 67 o la familia Chevrolet Corvette. Todo ello sin olvidarnos de unas Harley-Davidson que culminarán un conjunto tomado por las actuaciones musicales y el estilo 'diner' americano, con palomitas incluidas.

No faltan en ninguna cita de clásicos, ni tampoco en Valencia, un viaje a la factoría deportiva alemana de la segunda mitad del siglo XX. Por un lado, varias generaciones y múltiples ediciones especiales del BMW M3 toman el evento para celebrar los treinta años de historia de su primera versión. Mientras que completa este homenaje la versión más potente del Volkswagen Golf, un gama GTI que cumple los cuarenta años de edad más en forma que nunca. Tampoco escapa a los ojos de los expertos la exposición de varias generaciones del 911 Targa.

La memoria local nos trasladará al cincuenta aniversario del Seat 850, que presenta en Retro Valencia una docena de unidades gracias al club valenciano dedicado al modelo. Medio siglo que también cumple el Club de Automóviles Antiguos de Valencia, que celebra su cumpleaños con un stand de más de trescientos metros cuadrados.

Homenajes y más

No solo de coches vive este salón del vehículo clásico y de época, sino que también hay espacio para el reconocimiento a figuras históricas de la Comunitat. Esta vez el protagonista será el piloto de motociclismo César Gracia, Cesarín, que, además del homenaje de la afición, presenta un stand con algunas de las motos utilizadas por él durante las décadas de los 50 y 60. También se reconocerá al maquetista Alejandro Marín.

La nota deportiva corre a cargo del primer Tourist Trophy Provincia de Valencia, en el que decenas de clásicos partirán de Xátiva hasta la meta situada en la feria. Tampoco faltará la zona comercial, dedicada a la compra y venta entre particulares.

Clásicos en tres días

Las puertas de Feria Valencia se abrieron ayer viernes. La jornada del sábado será la única completa con once horas ininterrumpidas a partir de las 10 de la mañana. Mientras que la jornada dominical comenzará a las 10 hasta el cierre final a las 17 horas del mismo día.

El coste de la entrada es de sólo ocho euros, mientras que para los que acudan con coches clásicos -incluido acompañante- o participen en una concentración disfrutarán de un precio de cuatro euros. Por último, los niños de hasta diez años podrán acceder gratuitamente.

La Feria se convierte así en una excelente visita de fin de semana en la que disfrutar de los coches clásicos, buscar los mejores recambios y recuerdos, tantear la compra de un coche clásico, apuntarse a uno de los clubes más populares o, simplemente, volver a disfrutar de aquéllos coches que marcaron una época en nuestra propia familia.