Las Provincias

Nueva vida para el escorpión italiano

fotogalería

Los capós de color negro, llantas, faldones y pinzas de freno marcan las diferencias de diseño con el Fiat 124 Spider.

  • La versión Abarth del 124 Spider sorprende por su potente motor de 170 CV, reducido peso y equipo deportivo, llega en noviembre desde 39.000 euros

  • ABARTH 124 SPIDER

Un repaso a la historia de Abarth nos pone al día del verdadero espíritu de esta marca. Se trata de coches pequeños, potentes, ligeros y radicalmente deportivos. Salvando las distancias, en los años 60 y 70 Abarth era el Ferrari de los utilitarios, modelos de Fiat preparados y capaces de competir y ganar a todos sus rivales en todo tipo de carreras.

En Valencia eran muchos los distribuidores y vehículos Abarth que se batían en carreras un fin de semana sí y otro también para demostrar la pericia mecánica y el prestigio de los talleres que los preparaban en una época en la que, más que la tecnología, eran las manos de los mecánicos los que marcaban la diferencia.

Recuperar los orígenes

Como casi todas las marcas italianas, Abarth pasó al control del grupo Fiat y se convirtió en una división de accesorios, hasta que llegó el momento de una resurrección a la altura: el 500 Abarth y el Punto Abarth removieron la escena y, en el caso del Punto, la marca ganó el campeonato de España de Rallyes con el Miguel Fuster al volante. Corría el año 2007 y el relanzamiento iba viento en popa, pero llego la crisis y, con ella, el momento de nadar y guardar la ropa para Fiat.

Ahora, terminado el maremoto económico, Abarth está de vuelta, y lo hace con un spider deportivo que recuerda a los modelos originales del preparador italiano.

El Abarth 124 toma la base de un modelo Fiat, el 124 Spider, que ha sido diseñado en colaboración con Mazda, que se encarga de la producción en Japón. Es un cabrio de tracción trasera ligero y ágil.

Sobre esta base Abarth introduce un motor 1.4 litros turbo con 170 CV, un nuevo juego de suspensiones más cortas y rígidas, frenos Brembo, escape de gran sonoridad Record Monza y un tarado de la dirección y caja de cambios diferente. El Abarth Spider promete prestaciones pero, sobre todo, sensaciones al volante.

Esperando 'la bestia'

La primera unidad que ha visitado España pasó por Valencia, y aunque no pudimos probarla a fondo, sí que viajamos en ella como copilotos del nuevo director de marketing de Abarth, Guillermo García. La facilidad con la que el motor sube de vueltas, la agilidad de la dirección, los buenos frenos y una trasera que puede someterse a intensos derrapajes, harán del Abarth una pieza codiciada entre los apasionados de la marca. De momento se ofrece con versiones manual y automática, y ante la pregunta sobre si en el futuro existirá una gama más amplia, todo parece indicar que habrá tanto versiones más radicales como alguna con menos accesorios y un precio más accesible, aunque la prensa internacional también habla de un coupé y ya es segura una versión de competición para rallyes.

Nosotros nos quedamos con lo mucho que se disfruta este coche, que en breve probaremos a fondo, y que hará las delicias de los amantes de los deportivos 'de antaño', con mucha potencia, peso ligero y sensaciones al volante. Unos 40.000 euros son los que abren las puertas de este modelo, que llega a las concesiones en noviembre.