Las Provincias

Una edición de ensueño

fotogalería

El alerón trasero de gran tamaño es de serie, como las llantas forjadas y todo el equipamiento extra.

  • El BMW M4 CS de 450 CV sorprende por su atracción, diseño y deportividad, pero sin perder de vista el lujo de una serie sólo para 60 afortunados

  • BMW M4 CS

La imagen del nuevo BMW M4 Competition Sport lo dice todo: gran alerón trasero, enormes llantas de 20 pulgadas, suspensión de altura rebajada, frenos de carbono. estamos ante uno de los BMW M4 más 'gordos' de la historia, una versión 'civilizada' del M4 GTS carreras-cliente de 500 CV, pero más radical que el M4 'normal' de 431 CV. De hecho tanto por potencia, con 450 CV, como por precio, ya que el CS cuesta 132.000 euros, por 92.000 euros del M4 y casi 170.000 del GTS, el M4 CS está en el término medio.

Pero la cuestión no es el precio, sino en el atractivo de este modelo. Los clientes del M4 normal montan un buen número de opciones, y muchos comprarían el GTS si no fuera por dos motivos: la falta de asientos traseros y el hecho de que su producción sea tan limitada que apenas hay unidades para España -ocho en concreto-. La solución la ha dado la propia filial, creando una versión única al recurrir al catálogo de opciones especiales de BMW Motorsport.

Así, el M4 CS recibe llantas de 20 pulgadas con el mismo diseño del GTS, un kit exterior en carbono con faldón delantero y apliques en taloneras donde lo que más destaca es el spoiler posterior, similar al de los BMW de competición. A nivel técnico el M4 sube de 431 a 450 CV, y añade el 'driver pack', que aumenta su velocidad de 250 a 280 por hora -de hecho, aumenta el límite electrónico ya que, con esta potencia, podría superar los 300-. También equipa frenos de carbono y suspensiones de altura rebajada y mayor rigidez. ¿Suficiente? No para los más elitistas y exclusivos.

El interior recibe unos preciosos bacquets con tapicería en piel granulada de tacto especial. Se combina con inserciones del mismo tipo de piel en el salpicadero, donde el carbono es protagonista. y se completa con un escape de mayor sonoridad. En total, 40.000 euros extra y tres combinaciones de color a elegir: blanco, azul o negro.

El modelo no es tan exclusivo como el GTS, del que se han fabricado 700 para todo el mundo, pero sólo ocho unidades han recalado en España. Para los que llegaron tarde o quieren un M4 exclusivo pero menos radical, el CS es todo un 'caramelo'.

El rugir de esta mecánica es brutal, aunque no hemos tenido oportunidad de conducirlo. Esta unidad del equipo de marketing no es la de prensa, que en pocas semanas debería pasar por las manos de los diferentes medios, entre ellos el nuestro, para conocer a fondo cómo va esta versión tan exclusiva.