Las Provincias

Disfrutar del éxito

fotogalería

Tamaño compacto, pero cualidades de gama media-alta para el exitoso SUV de Opel.

  • Al Opel Mokka no le basta con triunfar en Europa, así que refina su diseño e interiores para mejorar aún más su interesante oferta

  • OPEL MOKKA X

Parece mentira que Opel fuera una de las marcas más golpeadas por la crisis hace apenas siete años. Ahora en la marca abundan las buenas noticias: la firma es líder de ventas en España por primera vez en su historia, su gama es la más moderna del mercado, ya que Astra, Corsa y, ahora, también el Mokka son novedades recientes, y la red de concesionarios disfruta de un buen ratio de beneficios. Pero estos son motivos para no dormirse en los laureles, y por eso la marca presenta una acertada renovación del Mokka centrada en el diseño, la tecnología y la conectividad.

Tecnologia compacta

El Mokka, con 4,27 metros de largo, es un SUV muy compacto que hace, para muchos clientes, el mismo papel que un modelo más grande, con los que compite por mecánica, tecnología, calidad e imagen, pero con un precio más ajustado y un tamaño más corto que facilita la movilidad urbana.

El modelo se renueva en su diseño con un frontal en el que destacan sus

Disfrutar del éxito

faros con tecnología LED Matrix, y que cuentan con una magnífica visibilidad nocturna -las luces largas se conectan de forma automática-. Parrilla, capó, llantas y colores también se ponen al día de forma conveniente, así como los pilotos traseros, ahora de leds.

Los cambios mecánicos son de detalle, pero permiten comprobar que la gama es muy adecuada, con un diesel 1.6 litros de 136 CV que supera en potencia incluso a las opciones más fuertes de algunos rivales. Además este motor se vende con tracción delantera o 4x4 y con cambio manual y automático.

En gasolina se ofrece un único motor 1.4 turbo con 140 CV es la única opción, a la que se sumará en breve el mismo motor con inyección directa y 152 CV. También hay una versión preparada para gas GLP que destaca por la robustez de su mecánica, ya que no es un sistema que se instala después del montaje, sino un motor diseñado para GLP.

Alta conectividad

En el interior la consola central equipa el sistema I-link de Opel, que elimina gran parte de los botones, integra la cámara de marcha atrás y se puede conectar con los últimos modelos de Smartphone. Además, este sistema incorpora, como en otros Opel, una tarjeta con conexión a internet, llamada a emergencias en caso de accidente y el sistema conserje 'OnStar'.

Hora de ponernos en marcha y de disfrutar, por las viradas carreteras de Escocia, de los modelos con tracción 4x4. El Mokka suena muy poco, es un coche confortable y fácil de llevar y se mueve con brío en carretera.

El cambio automático, disponible en los dos motores de tracción delantera y en el 4x4 de gasolina, resulta muy recomendable, y con sus seis marchas mueve con gran precisión un Mokka que resulta ágil a pesar de no ser especialmente ligero.

Comodidad automática

El motor diesel va realmente bien, y destaca por su escaso sonido interior. Su diferencia de precio con el gasolina, de unos 1.500 euros, lo hace muy competitivo, a pesar de que en Opel como en otras marcas, se está reactivando la demanda de motores de gasolina, especialmente entre los clientes que utilizan el coche como segundo vehículo.

Para ellos el motor turbo de 140 CV es muy adecuado, ya que resulta potente y, si somos moderados con el acelerador, tiene un consumo por debajo de los 7,5 litros. En las versiones 4x4 y automáticas las cifras, como es lógico, tienden a aumentar.

El sistema 4x4 de acoplamiento automático funciona muy bien, y sorprende al ser uno de los pocos coches de su gama que hace un despliegue tan amplio de variantes con este sistema de tracción, lo que lo convierte en candidato ideal para viajes a la nieve.

Puestos a encontrar peros al Mokka, la única crítica es la de un maletero algo pequeño -350 litros- para un uso familiar, detalle en el que se refleja el menor tamaño respecto a los SUV del sector.

Máxima tecnología

En cuanto a tecnología, la cámara de visión 'Opel Eye', el radar de aviso de

colisión con frenado automático, el sistema de mantenimiento de carril o las sofisticadas luces sitúan al Mokka en vanguardia de su segmento. El sistema 'OnStar' consiste en una llamada que conecta con un servicio de atención al cliente que hace las veces de amigo o secretaria al que preguntar por un hotel o restaurante.

La gama de precios se inicia, con ofertas, en 17.700 euros. Sin descuentos, la gama varía entre los 19.000 y los 24.500 euros, lo que da una idea de sus competitivos precios, por lo que es fácil augurar un gran éxito en ventas.