Las Provincias

Con mucho más carácter

fotogalería

Con 4,4 metros de largo, aumenta la altura al suelo para poder circular mejor por los caminos.

  • El S-Cross de Suzuki estrena diseño y motores de gasolina con turbo y reafirma su naturaleza SUV con versiones 4x4 y precios muy atractivos

  • SUZUKI S-CROSS

La fiebre de los SUV -por ejemplo en este número, casi todas las novedades y pruebas rodean el sector de los crossover- no ha cogido por sorpresa a marcas como Suzuki que, históricamente, ha tenido una fuerte presencia en el segmento 4x4 con los Vitara, Jimmy o el antiguo Suzuki Samurai. Pero los tiempos cambian, y el S-Cross, un buen coche que se ha visto eclipsado por la llegada del innovador Vitara, recibe ahora novedades para reafirmar su carácter y ponerse al día en el apartado técnico.

Vamos a empezar hablando de sus precios, porque con una gama que inicia sus tarifas en el entorno de los 15.000 euros, y versiones 4x4 por menos de 25.000, está claro que Suzuki busca el éxito en el sector. Además la marca ha ampliado la garantía hasta los cinco años, sumando ventajas para unos coches que son fiables y muy robustos.

Cirugía estética

Vistos los precios, pasemos a las novedades. El S-Cross parece un coche totalmente nuevo, tal es el cambio que ha introducido Suzuki en la parte fundamental de su imagen: el frontal. Una nueva parrilla, cromada y muy brillante, se incorpora a un capó más elevado, con renovadas aletas y faros de formas más complejas con luces diurnas leds. La imagen es la de un coche más robusto y SUV que antes. A ello ayudan unas nuevas llantas y neumáticos que tienen más perfil y que permiten que el S-Cross tenga ahora 18 centímetros de altura hasta el suelo para transitar por caminos. En la trasera cambia la distribución de los pilotos, ahora con bombillas led, y algunos detalles más.

Nuevos motores gasolina

En cuanto a la gama de motores, la de gasolina es completamente nueva, y dado el mayor empuje en ventas que tienen ahora estas mecánicas, el S-Cross equipa un motor tres cilindros turbo de un litro y 111 CV con cambio manual y tracción delantera, y un 1.4 turbo de 140 CV con tracción delantera o 4x4 y cambio manual o automático. Se mantiene en la gama el 1.6 diesel de 120 CV que se ofrece con todos los tipos de transmisión: delantera, 4x4 y 4x4 automático.

Hay algunos detalles técnicos que atañen a suspensiones y dirección que se han retocado, mientras en el interior se incorpora una nueva pantalla táctil con conexión Apple Car Play para teléfonos iPhone, cámara trasera y algunas nuevas funciones.

Nos ponemos en marcha con el 1.4 turbo 4x4 y es un coche de excelente respuesta. Acelera bien, la tracción total responde de manera eficaz si el terreno se vuelve complicado y el conductor apenas tiene que preocuparse del funcionamiento de la mecánica, más allá de conducir suavemente para disfrutar del confort.

En un coche de enfoque familiar, como es el habitual en este sector el espacio interior hay que valorarlo a fondo, y en el S-Cross viajarán cómodos cuatro pasajeros y su equipaje. El maletero no es enorme, pero cuenta con 430 litros y una forma muy cuadrada, además de doble altura del piso y una rueda de recambio en su doble fondo.

En el recorrido también probamos la versión 1.4 automática, de buena respuesta, con seis marchas y facilidad de uso. Se convierte así en un modelo muy atractivo si buscamos cambio automático con tracción delantera, como es el caso. El diesel no tiene cambios, por lo que mantiene su buen compromiso entre prestaciones y consumos, mientras el 1.0 turbo es mucho más que un modelo base de gama, y resulta recomendable si el uso del coche va a ser mayoritariamente urbano, ya que su consumo es reducido.

Desde 15.400 euros

Con tres equipamientos: GL, GLE y GLX, el S-Cross tiene tarifas entre 16.900 y 26.600 euros, a los que restar 1.500 euros si financiamos con el banco que recomienda la marca. El S-Cross se convierte así en una alternativa más atractiva en un mercado cada vez más lleno de excelentes automóviles, pero en el que Suzuki, con el nuevo Vitara y este S-Cross, busca hacerse con un hueco que siempre le ha correspondido: el de la calidad al mejor precio.