Las Provincias

Un japonés para disfrutar

fotogalería

Mide 4,6 metros de largo, por lo que es compacto para su espacio interior.

  • El Subaru Forester añade a la fiabilidad nipona la tracción 4x4, mucho espacio y un motor diesel de 150 CV para viajar con mayor seguridad

  • SUBARU FORESTER DIESEL AUTOMÁTICO

Subaru es una de las marcas japonesas que más gustan a los aficionados al automóvil, en gran parte porque en los años noventa fue una de las mejores en el Mundial de Rallyes, donde los Impreza de color azul brillante, pilotados por Carlos Sainz, Colin McRae y Richard Burns, ganaron numerosos rallyes y campeonatos. Por otro lado están los aficionados a los que les gusta la marca porque siempre ha hecho las cosas de forma diferente, ya que sus modelos siempre han tenido tracción 4x4, al considerarla más segura, y las mecánicas son de tipo bóxer, más adecuadas para la tracción total.

Por estos motivos, además de por la explosión del mercado SUV y 4x4, la marca alcanza récords de producción año tras año, y sus modelos estrella son el tope de gama Outback y este Forester.

Un muy buen familiar

Con 4,6 metros de largo, buena altura y cinco puertas, el Forester es un excelente automóvil para viajes en familia, con un amplísimo interior que contrasta con un tamaño que, para su espacio, no es tan grande, con 4,6 metros de largo. Para lograr este espacio el diseño es más bien cuadrado, con una gran altura y anchura y un portón muy vertical. Con ello se consigue un interior perfectamente capaz para cinco ocupante y un maletero de más de 500 litros ampliable hasta más de 1.500 plegando los asientos.

Pero antes de analizar el interior, conviene detenernos en el diseño de la carrocería, que se ha retocado con nueva parrilla, faros y llantas y que, en la versión Executive Plus aquí probada, estrena incluso un paragolpes más deportivo con luces led verticales en sus costados.

En la mecánica destaca el sistema 4x4 de tracción permanente con tres

Un japonés para disfrutar

diferenciales de reparto de potencia. Las cuatro ruedas siempre transmiten fuerza, no sólo cuanto patina uno de los ejes, sino de forma constante, de modo que su tracción no sólo es mejor en nieve, barro o situaciones complejas, sino también cuando nos encontramos que nuestra rotonda habitual ha sido regada y un gran charco podría hacer patinar el coche. El sistema se complementa con el 'X-Mode' que aún mejora más la tracción en circunstancias adversas, y con ruedas de tipo M+S para convertirse en el modelo que, sin ser un todo terreno, mejor se defiende en caminos y situaciones muy adversas.

El Forester tiene dos motores en la gama, diesel o gasolina, de dos litros y con 150 CV. El diesel de nuestra prueba destaca por su suavidad y buena respuesta. Unido a un cambio automático de variación continua, que no es el más rápido pero sí uno de los más cómodos, el motor sube de fuerza con ganas y mueve bien al Forester. Aunque no destaca en prestaciones puras, la respuesta del cambio hace que siempre tenga buen reprís cuando pisamos el acelerador a fondo.

Más calidad interior

Por dentro destaca su amplitud, pero también su calidad 'a la japonesa'. Esto significa que, a la tradicional robustez se suma ahora un diseño y terminación más cuidados, con mejores materiales y un aspecto premium. Destaca la eficaz pantalla táctil, muy fácil de usar, o el completo volante multifunción.

En marcha la suspensión es suave y el coche muy confortable. Pasa por baches y resaltes con robustez y, vistos los precios de Subaru en el mercado de ocasión, está claro que son coches duraderos y que se rompen poco, además de con cierta exclusividad al no ser muy numerosos.

El precio de la gama diesel parte de 28.000 euros, ajustado para un 4x4 de este tamaño. A partir de ahí podemos sumar el cambio automático y distintos equipamientos hasta los 36.000 del tope de gama. Entre estas dos tarifas están las versiones mas recomendables.