Las Provincias

Listo para la conquista

Listo para la conquista

  • El crossover compacto de Mitsubishi se ha convertido en una de las claves del éxito de la marca con su mezcla de diseño, calidad y eficacia

  • MITSUBISHI ASX 220 D-ID AUTOMÁTICO

Mitsubishi propone un crossover preparado para la jungla urbana que suma cualidades para desenvolverse en caminos forestales y zonas nevadas gracias a su sistema de tracción total. Con una gama de motores muy equilibrada y amplia, el ASX pone la experiencia de la marca en 4x4 a disposición del sector crossover.

El ASX adquiere una silueta con modernas líneas que realzan el atractivo de este japonés. Es un coche compacto, de poco más de 4,2 metros de largo, y por tanto la ciudad es uno de sus ambientes, pero ofrece una buena capacidad para familias jóvenes, que sólo echarán de menos algo más de maletero.

Su frontal incorpora una nueva parrilla del tipo 'jet fighter', como la denomina la firma, inspirada en los aviones que construía Mitsubishi en sus inicios como marca. También estrena nuevas luces diurnas y antiniebla, decorados en los flancos por detalles cromados. En la trasera se puede diferenciar al ASX porque incorpora pilotos LED y escape cromados.

Espacio de calidad

En su interior el ASX actualiza las tapicerías de los asientos y los paneles de las puertas y da la opción, como en nuestra unidad de pruebas, de montar un equipo de sonido con pantalla táctil, que además muestra las funciones del navegador, radio y distintas opciones del vehículo.

Al subirnos percibimos que su interior es amplio en las plazas delanteras, pero no tanto en las plazas traseras, algo más justas para adultos. En cambio la calidad es soberbia, y el ASX es de esos coches que parece indestructible con los años, algo habitual en la gama Mitsubishi, con modelos que envejecen con una calidad imperturbable.

La gama dispone de tres niveles de acabado: Challenge, Motion y Kaiteki. El acabado básico dispone de una amplia dotación que va creciendo en la gama, a la que se unen sistemas como la cámara trasera, pantalla táctil o el arranque sin llave.

En la consola central encontramos un mando con el símbolo '4WD' que nos

Listo para la conquista

permite modificar el reglaje de la tracción para convertir este pequeño crossover de tracción delantera en un 4x4 con tracción a las cuatro ruedas. Es un mando que conviene activar cuando creamos que la situación lo requiere: una fuerte lluvia, posibilidad de nieve o humedades en la carretera o pistas de tierra. El sistema puede ser 4x4 permanente, pero en este caso aumentará el consumo de forma constante, motivo por el que Mitsubishi ofrece, como casi todas las marcas de este sector, este mando que selecciona la tracción.

La gama cuenta con tres motores: un gasolina de 'vieja escuela' con 1.6 litros, sin turbo y 116 CV de potencia, lo que anuncia una duración casi eterna, como es habitual en los motores japoneses de gasolina; y dos diesel, con 117 CV y caja manual y el 150 CV con cambio automático.

Para todos los terrenos

Nos ponemos al volante del tope de gama para someterlo a una exigente

Listo para la conquista

prueba. Dentro de la ciudad, la puesta a punto del motor 2.2 turbodiesel es muy buena, y su entrega de fuerza en marchas cortas puede salvarnos de más de un apuro. La conducción elevada, la dirección precisa y la buena respuesta del motor contrarrestan en territorio urbano una suspensión algo dura en la ciudad.

Una vez tomada la carretera, el ASX muestra sus mejores cualidades, ya que el motor 2.2 litros diesel se muestras muy lleno de fuerza, y la caja automática siempre está lista para sacar su mejor rendimiento, aunque podría tener una respuesta algo más rápida y deportiva.

A la hora de poner a prueba a este SUV en caminos de tierra, el ASX cuenta con una buena altura al suelo, pero hay que tener cuidado con las piedras y baches del camino. Su comportamiento es muy bueno, y la tracción 4x4 se muestra como una ventaja frente a las situaciones que puedan ser delicadas.

El consumo en nuestra prueba es muy honesto, ya que no cambia mucho respecto al homologado, y ronda los 7 litros cada 100 km., bueno para su motor de alta cilindrada y el peso de la tracción 4x4. Esta versión tope de gama roza los 30.000 euros, pero hay gama desde 16.650 euros, por lo que seguro que hay una versión adecuada con la que disfrutar de su calidad, exclusividad y prestigio.