Las Provincias

El SUV más familiar llega desde República Checa

fotogalería

A pesar de su longitud -4,7 metros- y sus 2.065 litros de capacidad, el Kodiaq inspira filosofía todoterreno.

  • Skoda sorprende con su primer crossover de siete plazas, el Kodiaq, que ofrece potencia, confort y espacio a raudales para los más aventureros

  • SKODA KODIAQ

Cuando en un mundo tan competitivo como el de los automóviles se comentan los últimos avances de las diversas novedades del mercado, es habitual realzar el valor de los vehículos con comparaciones o tecnicismos. En cambio, cuando todo un presidente de una compañía está tan seguro de su producto como para hacer una afirmación tan atípica como «es fuerte como un oso», sin duda estamos ante un vehículo muy a tener en cuenta. Este es el caso de Bernhard Maier, CEO de la checa Skoda, a la hora de valorar el nuevo Kodiaq, el primer SUV de gran tamaño de la firma cuyo objetivo no solo es la ciudad, este Kodiaq también quiere dominar la montaña.

Estética SUV, corazón 4x4

El nuevo Kodiaq no busca esconder su condición de SUV, mostrando un perfil conocido, incluso ligero, para las características de este tipo de vehículo. Al fin y al cabo hablamos de un coche de gran tamaño, con sus 4,7 metros de longitud, del que a simple vista se observa la amplia longitud de sus ejes y cuyo peso supera los 1.500 kilogramos. Aún así, su carrocería es muy crossover, mezclando líneas ágiles, incluso deportivas en ciertos aspectos, con detalles que indican que estamos ante un vehículo muy poderoso, como demuestra con la nueva parrilla delantera o los faros LED de doble foco.

Su interior sigue las líneas esperadas, nos encontramos ante un vehículo de gran espacio interior en cualquiera de las dos versiones disponibles, ya que uno de sus grandes valores es la distribución de un modelo de siete plazas. La amplitud se traslada a través de un gran confort, incluyendo detalles poco habituales, como que los asientos traseros tengan un recorrido de hasta diecisiete centímetros, lo que permite ajustar la distancia entre las rodillas y el asiento delantero.

El Kodiaq es un SUV que puede tener cinco o siete plazas, con las dos últimas abatibles y plegables dentro del maletero, una configuración poco habitual en el mercado pero cada vez más visible en el sector de los SUV de grandes dimensiones. En el interior se incorpora un salpicadero y consola de mandos pensados para ser funcionales en los que se ha evitado la innecesaria acumulación de botones.

Tecnología punta

Skoda ha querido hacer un importante esfuerzo con dos objetivos: mejorar la conectividad y la seguridad activa del nuevo Kodiaq. En el primer caso la novedad más destacada es la presencia del sistema de infoentretenimiento

El SUV más familiar llega desde República Checa

Skoda Connect, que permite al equipo estar actualizar la información de forma constante e, incluso, añade un sistema de llamada de emergencia desde el propio vehículo.

Por su parte, entre los asistentes de conducción se incluyen el sistema de asistente de remolque, el Front Assist, capaz de detener el vehículo de forma autónoma en caso de deceleración en carretera, o el Driver Alert, que estudia las reacciones del conductor para indicarle si debe descansar. Igualmente, los sistemas de advertencia de salida de carril tienen corrección automática de trayectoria y aviso con un fuerte pitido si el conductor suelta el volante durante unos segundos.

De 125 a 190 CV

Tres motores gasolina y dos diesel componen la gama. Entre los primeros están el 1.4 tubo con potencias de 125 ó 150 CV y el 2.0 turbo de 180 CV, mientras en diesel sólo se ofrece el 2.0 TDI con potencias de 150 ó 190 CV. Casi todos los motores se pueden combinar con tracción total o cambio automático, aunque estos son más habituales en las versiones más potentes.

El Kodiaq se pondrá a la venta antes de final de año en la red Skoda, completando al Yeti en la gama SUV de la marca del grupo Volkswagen.