Las Provincias

A la caza del éxito

fotogalería

El perfil de este familiar resulta muy atractivo.

  • El Kia Optima se completa con una versión familiar, un híbrido enchufable, una mecánica deportiva y el acabado GT Line para impulsar las ventas

  • KIA OPTIMA

Kia tiene un calendario apretado de novedades, con ocho nuevos modelos que van a llegar a los concesionarios en los próximos dos años, y en los que las versiones ecológicas tendrán un gran peso específico. Mientras el nuevo híbrido Niro, del que ya se han vendido 150 unidades aun sin anunciarlo, está llegando a los concesionarios, la marca completa la oferta de la berlina de gama media-alta Optima, y lo hace con cuatro nuevas versiones: un familiar, un deportivo, un híbrido enchufable y un nuevo acabado para el diesel.

Un familiar dinámico

La principal novedad es la llegada de la carrocería familiar, llamada Sportswagon y que incrementa tanto la capacidad del maletero, que supera los 550 litros, como la versatilidad porque, abatiendo los asientos traseros, puede alcanzar casi 1.700 litros de capacidad total. Para llegar a esta cota el Optima no aumenta su longitud, que se mantiene ligeramente por debajo de los cinco metros, y apenas retoca la altura, pero presenta una nueva trasera que, con portón eléctrico opcional, da acceso a un espacio de carga muy polivalente, ya que cuenta con muchas opciones para modular este espacio. El Sportswagon se ofrecerá con el actual motor diesel 1.7 de 141 CV y con el nuevo motor dos litros turbo de 245 CV.

A la caza del éxito

Esta es otra de las novedades de la gama, una nueva versión deportiva, denominada GT, y dotada de un motor dos litros turbo de 245 CV unido a una caja de cambios automática. El trabajo realizado en las suspensiones es notable, y el Optima ha respondido perfectamente en nuestra prueba por las exigentes carreteras alemanas, donde el coche puede superar los 200 por hora con total seguridad. Se ofrece sólo con un cambio automático de seis marchas de buen manejo, pero sin levas para un uso manual. En cambio sí añade a su equipamiento suspensión de dureza regulada que, de forma autónoma, 'lee' el terreno y las intenciones del conductor y regula la dureza de la suspensión en cada rueda de forma independiente.

Lo cierto es que se disfruta mucho al volante, algo impropio de un coche de este tamaño e intenciones, pero se nota un buen desarrollo en circuito para mejorar su pisada en carretera. El GT tiene un acabado interior y exterior específico, con llantas de 18 pulgadas, pinzas de freno en color rojo, difusor trasero y doble escape, y se ofrecerá como berlina y familiar.

El equipamiento puede contar con equipo de sonido Harman-kardon, carga de móvil inalámbrica, conexión Apple Car Play o Android Auto para móviles, cámaras de visión periférica o sistema de aparcamiento asistido, entre otros detalles.

Versiones GT Line

Para los que quieren la imagen deportiva, pero no necesariamente necesitan tanta potencia, Kia lanza el acabado GT Line para su versión diesel, en versiones berlina y familiar. Tiene prácticamente el mismo diseño del GT, a excepción de las pinzas de freno pintadas, lo que incluye interior en negro, volante más racing y aplicaciones de aluminio en consola y pedales, además de unos asientos con un bonito tapizado tubular. El sobreprecio respecto al Optima de serie debería rondar los 1.500 euros.

Excelente híbrido

Llegamos a la que es la versión más innovadora entre las novedades: el modelo híbrido enchufable. Se trata de un Optima berlina con motor gasolina de 156 CV al que se suma un motor eléctrico con 67 CV para sumar 205 CV disponibles si pisamos a fondo. El motor eléctrico se alimenta de una batería de 9,8 kilowatios-hora que se recarga en cinco horas en la red eléctrica convencional o en dos horas en un cargador rápido. Esta batería permite recorrer hasta 54 kilómetros en recorrido de homologación, con una velocidad máxima de 140 por hora -momento en el que entra en acción el motor de gasolina- y una autonomía total de 980 kilómetros combinando ambos motores.

El Optima Plug-in Hybrid cuenta con un diseño modificado, con paragolpes,

A la caza del éxito

llantas y parrilla más aerodinámicas que consiguen reducir su residencia al viento. En el interior hay nueva pantalla de instrumentación, nuevos menús en la pantalla central y una tapicería blanca de material ecológico. El principal cambio es que la batería, situada en el maletero, reduce su capacidad de los 500 oficiales a algo más de 300 litros, eso sí, bien aprovechables, aunque no ampliables, ya que los asientos traseros dejan de ser abatibles.

En marcha, hemos notado la suavidad habitual de los coches eléctricos, con mucho silencio y, sobre todo, muy buena respuesta en cada momento. El motor eléctrico está junto al motor de gasolina delantero y el cambio es automático de seis marchas, por lo que el conductor se limita a acelerar y frenar para que el motor eléctrico o el de gasolina funcionen según el criterio del propio automóvil.

Día a día sin repostar

Estimamos que la duración de la batería en un uso real que incluya autovía puede rondar los 40 kilómetros, que serán algunos más en ciudad o interurbano, donde haya deceleraciones o frenadas frecuentes en las que la batería se recargue. El Optima híbrido se convierte en un muy buen compañero para los que tengan el trabajo en un radio de acción de unos 50 kilómetros y quieren una berlina de este tipo, ya que podrían pasar semanas sin tener que utilizar la gasolina, excepto para largos viajes. Además, cuenta con las ventajas que, para este tipo de coches, ponen algunos ayuntamientos, como Madrid o Barcelona, donde la zona azul es gratuita, e incluso algunos peajes en Cataluña. En Valencia cuenta con una reducción anual del 75 por ciento en el impuesto de circulación, lo que supondrá un ahorro estimar de unos 90 euros anuales en tasas.

A la venta en otoño

Los precios de la nueva gama aún no han sido anunciados, ya que se pondrán a la venta a partir de octubre. En la actualidad la gama se ofrece desde algo menos de 22.000 euros, por lo que es de esperar que los modelos que llegan sean igualmente competitivos en el mercado.