Xàbia se rinde ante el Nazareno

Los miembros de la Cofradía del Nazareno junto al alcalde de Xàbia, José Chulvi. / LP
Los miembros de la Cofradía del Nazareno junto al alcalde de Xàbia, José Chulvi. / LP

La Cofradía recibe el premio 9 d'Octubre por mantener vivo el sentimiento colectivo de devociónLa comarca aprovecha los festejos para reclamar más financiación y las mejoras en el tren, la sanidad y otras infraestructuras

B. ORTOLÀ XÀBIA.

«Hay que agradecer a las mujeres y hombres de la congregación que mantengan vivo un sentimiento colectivo de devoción que es auténtico, inclusivo y generoso, un valor perdurable que nos ayuda a hacer pueblo y que ya es patrimonio de Xàbia».

Así agradeció ayer el alcalde xabiero, José Chulvi la labor de los miembros de la Cofradía del Nazareno para mantener intacta la devoción en el municipio que llevó a otorgarle, hace 50 años, el título de alcalde perpetuo. Para el primer edil se trata de «un grupo de mujeres y hombres que son ejemplo para el municipio de cómo implicar fiesta, tradición y sociedad».

Ante decenas de vecinos y autoridades locales, la congregación recibió ayer el premio '9 d'Octubre vila de Xàbia' por sus valores cívicos. El Prior de la Cofradía, el sacerdote Salvador Torrent, fue el encargado de recoger el galardón.

Los miembros de Compromís de Dénia abogan por el diálogo en el conflicto de Cataluña La edil de Cultura de Pego pide respeto para los valencianos «de aquellos que no les importamos»

Tras sus palabras de agradecimiento, los presentes comprobaron el fervor que sienten gran parte de los xabieros por el Nazareno con imágenes de las últimas conmemoraciones históricas, como las que este año celebran el 250 aniversario de la llegada de la imagen a la villa o los 50 años del Nazareno como alcalde perpetuo.

Los miembros de la hermandad no fueron los únicos premiados. El segundo galardón, el de la solidaridad, recayó en el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Chulvi alabó a la organización internacional por «recordarnos que el camino de la justicia en el mundo que vivimos todavía es muy largo y requiere grandes esfuerzos y por ser ejemplo de un compromiso valiente, real y permanente con las personas que más lo necesitan».

El público también pudo conocer más de cerca la labor con los más de 66 millones de refugiados que presta Acnur desde los años 50. Con dos premios Nobel de la Paz a sus espaldas, hoy el Ayuntamiento de Xàbia les ha premiado por presentar la conciencia y necesidad de acción de los países desarrollados frente al drama de millones de personas y por poner el ojo en una realidad que muchos quisieran obviar.

Tras el reparto de premios, el primer edil también tuvo tiempo de reivindicar una mejor financiación para la Comunitat Valenciana: «para tener mejor sanidad, carreteras seguras y comunicaciones del siglo XXI, que nuestras empresas puedan competir en igualdad de condiciones y crear empleo, en definitiva, que los pueblos tengan las infraestructuras que les hagan más fácil el día a día y para ser ciudadanos de primera».

Una cercavila con danzas populares y gigantes y cabezudos recorrieron algunas de las calles del centro de Dénia para conmemorar el 9 d'Octubre. Un recorrido que se inició en la Plaça del Consell y finalizó en la Plaça Jaume I, donde se leyeron algunos pasajes de la obra Tirant lo Blanch. Poco antes de la llegada de la cervacila, dos de los representantes municipales del grupo Compromís, el vicealcalde y concejal de Cultura y Educación, Rafa Carrió; y la edil de Deportes y Normalización Lingüística, Marian Tamarit reclamaron al Gobierno Central un «mejor financiamiento para la Comunitat Valenciana, una de las más castigadas económicamente».

Para Carrió es «una injusticia que seamos el 11% de la población y no contemos ni con ese 11% en inversiones, estamos hartos de pagar, llorar y callar». No faltaron las reivindicaciones habituales como la reversión de la sanidad, el tren y «otras infraestructuras prometidas que no se han hecho».

La actual situación de Cataluña también estuvo presente en los discursos de los ediles de Compromís, aunque le dedicaron pocas palabras. El edil de Cultura abogó por el dialogo y el consenso, «quién no sepa dialogar, que se vaya a casa». Mientras que su compañera de partido pidió «respeto hacia todas las sensibilidades nacionalistas».

A la misma hora, pero en otro punto de la capital de la comarca, los populares también celebraron la festividad del 9 d'Octure. Ante más de medio centenar de personas, entre los que se encontraba el líder de Ciudadanos de Dénia, Benito Mestre, la presidenta de la gestora del PP de Dénia, Maria Mut, reivindicó el sentimiento nacional de su partido, «somos y seremos valencianos, siempre, y eso quiere decir que también somos y seremos españoles». Mut remarcó la «solidaridad de los vecinos de la comarca» y quiso romper las barreras con la comunidad emigrante «de otras Comunidades Autónomas y extranjeros que han escogido nuestra tierra para trabajar y residir en ella. Ellos también son valencianos».

Otro de los ayuntamientos que trató el tema catalán fue el de Pego. Su edil de Cultura, Laura Castellà apeló a «los máximos representantes, más diálogo, no hay otro camino, en eso consiste la democracia, que tanto nos ha costado conseguir». Castellà lamentó la actual situación y criticó a los responsables: «no permitáis la división de nuestra sociedad, no me gustaría verla aquí en mi pueblo, ni el nuestro país». La concejala también solicitó «respeto para los valencianos de aquellos que les importamos bien poco y que hacen coincidir hechos tan importantes en la historia en el mismo día nuestra fiesta más importante».

Fotos

Vídeos