Xàbia reparte 400 tarjetas para acceder en coche a la Granadella cuando se cierre

R. X. XÀBIA.

El Ayuntamiento de Xàbia ha entregado alrededor de 400 tarjetas para el acceso a la cala Granadella, que a partir del lunes 3 de julio cerrará el paso a los vehículos particulares desde las 10 a las 19 horas.

Los permisos se han repartido entre los residentes de la zona así como los trabajadores de hostelería, empresas de buceo o servicios de temporada existentes en la cala para que puedan entrar y salir con libertad de horarios. También podrán circular sin problemas los taxis, aunque estos no contarán con la tarjeta.

También a partir del lunes se cerrará definitivamente el barranco para evitar su uso como parking, cumpliendo así con la orden dictada por la Confederación Hidrográfica del Júcar.

Los visitantes que acudan a la playa antes de las 10 horas sí que podrán entrar con sus coches y estacionar en el terreno del antiguo cuartel de la Guardia Civil y la calle Pic Tort, que tendrá un único sentido de salida de la playa. Por el contrario, la calle Tío Catalá se reservará como parking de residentes.

Desde el ejecutivo informaron que el departamento de Servicios está terminando la instalación de la señalítica que advierte esta nueva regulación. Se trata de de una barrera con servicio de controlador en la parte alta de la carretera autonómica CV-7420. También se indicará dónde está el aparcamiento para unos 200 vehículos que ha habilitado en un terreno municipal, entre las calles Teuladí y Verderol. Desde allí saldrá un autobús contratado por el Ayuntamiento y que hará una ruta circular durante todo el día para bajar y subir a los bañistas hasta la playa. Este trasporte público así como el aparcamiento será de uso gratuito.

El gobierno incide en que esta regulación es «un intento de atajar una sobreexplotación que merma la calidad turística en la Granadella y dificultar la evacuación o el acceso de vehículos».

Fotos

Vídeos