Xàbia muestra su preocupación por los efectos sobre la posidonia de los fondeos en verano

R. X. XÀBIA.

El estado de la pradera de posidonia y la afectación de los fondeos indiscriminados es uno de los focos principales de preocupación que salió a debate en el taller organizado por el Ministerio de Medio Ambiente en Xàbia para dar un impulso al plan de gestión de los Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) del litoral de la Marina Alta.

La posidonia es la responsable directa de la calidad del agua y de la vida marina, por lo que su conservación es fundamental para sostener el negocio del buceo, la pesca y el turismo náutico. Su crecimiento es muy lento y se enfrenta a graves amenazas, entre ellas el efecto de las anclas, por lo que se trabaja para conseguir evitar el fondeo de barcos fuera de las boyas ecológicas colocadas a tal efecto, como ya se hace en otros puntos del Mediterráneo. También se trataron otros aspectos como la posibilidad de crear pequeñas zonas 'santuario' en la costa, regular el paso de embarcaciones por la cara interior de la isla del Portitxol y el Descobridor

Fotos

Vídeos