Xàbia despide la fiesta

Miles de personas se reúnen en las calles Aduanas del Mar para ver las mejores galas de las escuadras y el boato desplegado por Jalufos El desfile de las filaes de moros y cristianos cierra los actos

R. X. XÀBIA.

El núcleo urbano de Aduanas del Mar en Xàbia vivió un fin de semana repleto de espectáculo, música, colorido y magia. De hecho, miles de personas se dieron citas de esta barrio turístico y marinero, por excelencia, para seguir todos y cada uno de los pasos de las huestes de los bandos moro y cristiano.

Sin duda, el día más esperados por todos, protagonistas, turistas y vecinos, fue el domingo cuando tuvo lugar el desfile de gala, donde la filà capitana, Jalufos, desplegó todo su potencial en el boato que dejó atónitos a todos los presentes en el recorrido del desfile.

Primero aparecieron los cristianos de Pirates de Sant Jaume, seguidos de Contrabandistes de Xàbia, Ballesters, Trabuquers y Faciners. Ya por el bando moro tomaron las calles los festeros de Xibia, Al-Tarik's, Almoradins, Almoriscos, Schaitans, Baharis, y la filà capitana, Jalufos.

Tras acabar el recorrido, se disparó una tronà desde la playa de la Grava, que clausuró una nueva edición de estas fiestas, que cada día cuentan con más seguidores dentro y fuera de Xàbia.

Además de los actos del domingo, hubo actividad festera los días antes, como el sábado donde tras reconquista cristiana, la villa volvió a estar protegida por las tropas de la cruz.

En esta ocasión, las tropas de la morisma tuvieron que rendirse ante el asedio del ejército de la cruz que arremetió con fuerza contra la fortaleza.

El grito de «¡Xàbia es cristiana!» señaló la llegada de los desfiles de gala. Una esperada cita en la que cada una de las filaes exhibió sus mejores trajes en un espectáculo que combinó colorido, música, alegría y fantasía.

Fotos

Vídeos