Xàbia despide con fervor las fiestas de Loreto

La misa en honor a la Virgen, la procesión, los pasacalles y el castillo de fuegos artificiales marcan la última jornada

XÀBIA.

Las fiestas en honor a la Mare de Déu de Loreto llegaron ayer a su fin en Xàbia. El núcleo de Duanes despidió con fervor a la Virgen en una jornada de marcado carácter religioso.

La Comissió de Festes recorrió las calles de Duanes a las ocho de la mañana para despertar a los vecinos. Tras el pasacalle con la banda de música para recoger a las mayoralesas, se encaminaron a la iglesia del puerto para la misa en honor a la Mare de Déu de Loreto. En la eucaristía también estuvieron presentes las autoridades locales y representantes de la Cofradía de Pescadores y de otras fiestas de la localidad.

Al finalizar, mayoralesas y mayorales, María Serrat, Vanessa Grimalt y Rafa y Santi Serrat, prendieron la mecha a la mascletà preparada en la avenida Jaime I.

Por la tarde, un nuevo pasacalles dio paso a la procesión de la Mare de Déu de Loreto por las calles de Duanes.

A medianoche fue el turno de la música con la actuación de la orquesta Euforia en el paseo marítimo. Y a la una de la madrugada se disparó el castillo acuático con el que se puso el broche de oro a los festejos de este año. En esta ocasión se ampliaron a tres las plataformas desde las que se lanzaron los fuegos artificiales.

El presidente de la Comissió de Festes, Juanjo García, vivió estas fiestas con especial emoción ya que suponen su despedida en el cargo. García dejará la presidencia después de ocho años. Un periodo que días atrás calificó de positivo y en el que se habían mejorado muchas cosas.

Fotos

Vídeos