El viento obliga a cerrar Torrecremada

R. D.

Las fuertes rachas de viento que azotaron ayer a Dénia obligaron al cierre del parque de Torrecremada «por precaución» alrededor de las 13.30 horas. Una medida que se prolongó toda la tarde. El clausura del parque pilló a algunos de imprevisto, por lo que la Policía Local tuvo que volver, poco después de cerrar las puertas, para permitir salir a una persona que había quedado atrapada. El viento también provocó el desprendimiento de cornisas y la caída de vallas en la capital de la comarca.

Fotos

Vídeos