La venta de lotería para el Niño crece en el sur de la comarca

Los compradores que se acercaron ayer a la administración de lotería Nº2 de Dénia. / R. González
Los compradores que se acercaron ayer a la administración de lotería Nº2 de Dénia. / R. González

Los números acabados en 17 y 18 son los más demandados para este sorteo junto a las terminaciones habituales en 13, 15 y 69

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

Muchas son la personas que han puesto sus esperanzas en la lotería del Niño después de pescar poco en el sorteo del Gordo de Navidad. Esta ilusión se ha traducido en un incremento de las ventas de décimos en las administraciones del sur de la Marina Alta.

La lotera de la administración número 1 de Benissa, Maite Ivars, reconoció ayer que «la gente está animada». Según destacó, aunque el pasado 22 de diciembre no tocó mucho, la clientela se había estado acercando a probar suerte en este sorteo porque «ahora hay más posibilidades». Ivars señaló que este año habían pedido más décimos y las ventas habían crecido cerca de un 10%.

Respecto a los números, los más solicitados fueron, junto a las tradicionales terminaciones en 13, 15 y 69, los décimos acabados en 17 y 18. En cambio, muchos rehusaban coger los terminados en 8 porque ya salió en el Gordo, comentó Maite Ivars.

Enrique Caselles, de la administración número 1 de Moraira, aseguró que las ventas habían sido «un escándalo», ya que superaban un 4% las del año anterior y desde el día 23 de diciembre estaban «trabajando sin parar». Allí el 13 desapareció pronto y terminaciones en 15, 17 y 18 fueron las más reclamadas.

También la administración 2 de Calp se notó un alza de las ventas del 4%, según el lotero Pedro. Con respecto a las peticiones de la clientela, ya no se pidieron números concretos, como en el Gordo, sino las terminaciones tradicionales. En cambio, en la administración 1 de la villa del Penyal, el volumen de negocio fue similar al del pasado año, mientras que los décimos acabados en 36 y 15 resultaron los más solicitados.

En Ondara también llegó la alegría en forma de compras de décimos, según Xaro Pérez, de la administración número 1. En esta ocasión pusieron un número de la casa y «ha tenido mucho éxito». Además explicó que había personas que habían comprado todas la terminaciones del 0 al 9.

En Dénia solo la administración número 3 señaló que habían crecido las ventas, en su caso algo más del 6%. Las terminaciones impares y el 69 también coincidieron en ser las que pedían los clientes. En cambio, en las administraciones 2 y 5 admitieron que las ventas había sido más flojas que el año pasado al no haber repartido mucho dinero en el Gordo y haber coincidido dos festivos en lunes.

Fotos

Vídeos