Un vecino de Dénia deberá pagar 250 euros por perturbar el funcionamiento de la Policía Local

REDACCIÓN DÉNIA.

Un vecino de Dénia deberá hacer frente al pago de una sanción de 250 euros por «perturbar gravemente el normal funcionamiento de los servicios públicos». Según la notificación, el motivo por el que se le abre expediente es la realización de «llamas constantes a la central de Policía Local» en las que decía que «soy el próximo alcalde, que me llame el jefe de servicio a mi móvil, es un tema urgente». Además añade que no comunicó el motivo.

El incidente se produjo meses atrás, pero ha transcendido ahora porque el vecino, que tiene de plazo hasta el 12 de enero para abonar la multa, lo ha hecho público al considerar que no merece ser sancionado. De hecho, inicialmente se le impuso una sanción de 800 euros al considerarle como el autor de una infracción grave, pero tras recurrir el afectado pasó a ser leve y se le rebajó la cuantía.

El vecino señaló que en ningún momento colapsó la centralita de la policía, pues dispone de varias líneas. Eso sí, reconoció que hizo varias llamadas para intentar trasladarle un problema al jefe de servicio, aunque en las primeras nadie se puso al teléfono y no fue hasta la tercera vez cuando consiguió contactar con alguien, pero no logró hablar con la persona que buscaba. Jamás pensó que esa situación le acarrearía una sanción.

Fotos

Vídeos