«Vamos camino de la inactividad y la paralización de la ciudad»

B.O. DÉNIA.

La posible anulación del Plan General de 1972 y el vacío urbanístico durante un periodo de tiempo, ha caído como un jarro de agua fría para la patronal. Según afirmó el presidente de la Asociación de Promotores de Dénia, Benito Mestre: «vamos camino de la inactividad, la inoperancia y la paralización absoluta de toda la ciudad».

Mestre asegura no entender cuál es el objetivo de suprimir la actual normativa vigente «pese a estar obsoleta». Para el presidente de los promotores «para presentar un proyecto se tiene que adjuntar un informe paisajístico, lo mismo que se tiene que hacer ahora con el Plan General del 72, por lo que no es necesario suprimirlo, podemos mantenerlo hasta que se tenga la solución definitiva». Además recordó que el ejecutivo local «se comprometió a retomar el Plan General Estructural de 2015. Deberían centrar sus esfuerzos en ello».

La presidenta del Cercle Empresarial de la Marina Alta (Cedma), Sonja Dietz también mostró su preocupación y calificó de «muy grave y precaria» la situación que vivirá Dénia en una semanas.

Según la máxima representante del empresariado comarcal, el municipio dianense «se adentra en un periodo de incertidumbre que hay que solventar cuanto antes, porque anula a un sector muy importante que no solo engloba a los constructores, sino a otros muchos profesionales».

Dietz aseguró que en unos días se reunirán con el gobierno local para «conocer de primera mano el problema» que ha causado la anulación del RUT.

Fotos

Vídeos