El Tribunal Supremo da luz verde al primer derribo de un chalé de lujo en el Montgó

En la parte trasera del chalé se realizaron varias reformas y se construyó una piscina.
En la parte trasera del chalé se realizaron varias reformas y se construyó una piscina. / TIno Calvo

Acció Ecologista Agró pide al Ayuntamiento de Dénia que ejecute el fallo mientras el propietario de la casa baraja reclamar responsabilidades

B. ORTOLÀ DÉNIA.

La organización Acción Ecologista Agró ha recibido un nuevo espaldarazo de la justicia en su denuncia contra la construcción de un chalé situado en la antigua colonia agrícola del Montgó, en la calle Saturn de Dénia. El Tribunal Supremo (TS) ha inadmitido el recurso de casación presentado por los propietarios de la casa contra el fallo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) que ratificaba la demolición de esa vivienda, tal y como había solicitado el colectivo ecologista. Cuando se ejecute el fallo judicial, se producirá el primer derribo de una edificación ilegal en el parque natural del Montgó, después de 14 años de litigio.

El conflicto se remonta al año 2003, cuando los miembros de Acció Ecologista Agró denunciaron a los dueños de vivienda por llevar a cabo una ampliación ilegal en suelo no urbanizable de especial protección. Los propietarios de la casa contaban con una licencia para reparar la cubierta del edificio sin tocar la estructura, acondicionar la cocina y reparar y pintar la fachada exterior.

A pesar de ello, decidieron llevar a cabo una renovación por completo la vivienda, con cerca de 10.000 metros cuadrados de tierra de cultivo, que iba a disponer a partir de entonces de piscina, entre otras comodidades. Pero el ayuntamiento dianense ordenó la paralización de las obras y precintó la zona, aunque poco tiempo después los dueños hicieron caso omiso y decidieron finalizar los trabajos, que concluyeron en 2007. Una actitud que Agró tildó de «absoluto desprecio por la autoridad, la normativa y los valores del Montgó».

El requerimiento del grupo ecologista prosperó y en 2010 los tribunales le dieron la razón. Los propietarios de la casa decidieron presentar un recurso de reposición en el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 de Alicante y otro de apelación en el TSJCV. Ambos fueron desestimados, por lo que decidieron acudir al Supremo, que no ha admitido la petición y mantiene así el fallo inicial.

Tras conocer la sentencia, desde la organización ecologistas solicitaron al Ayuntamiento de Dénia que ejecute la orden de demolición de la vivienda: «Esperamos asistir en breve al primer derrumbe de un chalé de lujo construido ilegalmente».

La sentencia del Tribunal Supremo cayó como un jarro de agua fría para el dueño del chalé, Chimo Mompó, quien asegura no entender cómo se ha llegado a esta situación, ni «por qué se habla de un chalé de lujo cuando se trata de una colonia que se ha ampliado». Según explicó, antes de iniciar las obras, solicitó al Ayuntamiento de Dénia, una licencia de obra, «pero al principio se retrasaron para concederla».

Demora

Mompó reconoció que las obras en la vivienda del Montgó se iniciaron «con la esperanza de obtener en poco tiempo el permiso, tal y como se hacía en la mayoría de las obras de la localidad, pero finalmente se demoró más de dos años, por lo que las reformas estuvieron acabadas antes de recibir la autorización del consistorio».

Según relató, pocos días después de acabar los trabajos en la vivienda el ejecutivo decidió denegar la licencia. El propietario explicó que para poder solucionar el problema, solicitó una licencia «para poder rectificar lo que se escapaba de los márgenes de lo legal, incluso les indiqué que haría lo necesario para devolver la actuación a la legalidad». Mompó aseguró que en aquel momento habló con los arquitectos del ayuntamiento dianense para que le indicasen qué actuaciones eran necesarias para rectificar el problema. Pero una vez redactado el documento y «a punto de presentar la licencia, el Ayuntamiento decidió denegar la petición y solicitaban que demostrase el uso residencial de la vivienda, algo que hice aportando diferentes tipos de facturas y otra documentación, que certificaron tres arquitectos», recalcó.

Según indicó, cuando la presentó, el gobierno local decidió «pasar el caso a la Generalitat, quien a su vez apuntó que no sabía nada y decidió devolver la pelota al Ayuntamiento de Dénia». Además, Mompó aseguró que hasta la fecha «nadie se ha pronunciado». Por todo ello, confirmó que está barajando la posibilidad de recurrir tribunal europeo. Otro posible camino es «reclamar posibles responsabilidades».

Por su parte, desde el gobierno dianense prefirieron no entrar a valorar la sentencia y explicaron que se analizará y valorará el caso al regreso de la concejal de Urbanismo, Maria Josep Ripoll, y del alcalde, Vicent Grimalt, que ahora están de vacaciones.

Fotos

Vídeos