Termina en Calp la primera fase para revitalizar La Manzanera

César Sánchez durante la inauguración de la primera fase de los trabajos en La Manzanera. / LP
César Sánchez durante la inauguración de la primera fase de los trabajos en La Manzanera. / LP

Las obras, impulsadas por la Diputación y el ayuntamiento, han costado 469.050 euros y este año el consistorio iniciará la segunda etapa

R. C. CALP.

La primera fase de las obras de revitalización de la partida La Manzanera de Calp ya han concluido. El presidente de la Diputación de Alicante y alcalde de la localidad, César Sánchez, procedió ayer por la tarde a inaugura esa etapa del proyecto impulsado por la institución provincial en colaboración con el Ayuntamiento y que ha contado con un presupuesto de 469.050 euros.

Sánchez señaló que «se trata de una inversión que va a mejorar la urbanización La Manzanera de Ricardo Bofill, uno de los enclaves más importantes y especiales del Mediterráneo desde el punto de vista arquitectónico, y con ello la calidad de vida de las personas que viven en esta emblemática zona».

El proyecto lo han sufragado la Diputación de Alicante, en un 65% del coste total, y el consistorio de la villa del Penya de Ifach,que ha aportado el resto del dinero. Los trabajos realizados han incluido diversas actuaciones, como la adecuación de aceras a la normativa de accesibilidad, ampliándolas a un ancho mínimo de 1,5 metros; la mejora del asfaltado y la conexión con la red de agua potable. También se ha llevado a cabo la señalización de pasos de peatones, la renovación del alumbrado público y la adecuación de nuevas zonas verdes y espacios públicos con arbolado, bancos y juegos biosaludables.

«En estas obras hemos tenido en cuenta cómo mejorar el bienestar de los vecinos haciéndolo compatible con el respeto al medio ambiente y al patrimonio cultural», resaltó el munícipe. Sánchez también avanzó que el Ayuntamiento de Calp iniciará este mismo año las obras de la segunda fase de mejora y rehabilitación de La Manzanera con un presupuesto de 536.476 euros, sufragado íntegramente por el consistorio. Asimismo, apuntó que se sigue trabajando para que la urbanización, ideada por el arquitecto Ricardo Bofill en los 70 como un complejo residencial integrado en el paisaje, sea declarada Bien de Interés Cultural (BIC) y por la recuperación de su Club Social.

Fotos

Vídeos