Una sentencia evita que Dénia tenga que pagar 21 millones a una empresa

La hasta ayer edil de Deportes, Marian Tamarit, momentos antes de su renuncia oficial. / B. O.
La hasta ayer edil de Deportes, Marian Tamarit, momentos antes de su renuncia oficial. / B. O.

El juez desestima una denuncia presentada por una mercantil que pedía una indemnización por no llevarse a cabo la urbanización de su parcela

B. O. DÉNIA.

El Ayuntamiento de Dénia se ha librado de pagar 21 millones de euros a una empresa que reclamaba, a través de una denuncia, esa indemnización. La mercantil exigía que el consistorio cargase con los gastos derivados de la tramitación de la Programación del Sector Racons-2, un plan parcial que nunca llegó a llevarse a cabo.

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Alicante ha desestimado dicha denuncia, porque «el suelo que era urbanizable en trámite ha pasado a ser no urbanizable de protección forestal y así lo que compró el actor en escritura por 21.192.594 euros, vale ahora, según informe pericial aportado, 391.816 euros. Cantidad que finalmente será la que deberá abonar el Ayuntamiento de Dénia a la empresa.

Así lo reveló ayer el alcalde, Vicent Grimalt, durante el debate de una de las mociones de urgencia presentadas en el pleno ordinario de febrero. En esa moción, aprobada por mayoría, se solicitaba la aprobación para contestar a la Conselleria al respecto de las cerca de 90 alegaciones presentadas a las Normas Urbanísticas Transitorias. Así pues, el Ayuntamiento solicitará que se excluya el suelo rural que establece el Plan General Estructural.

Otra de las mociones aprobadas fue la de sumarse a la huelga general que se celebrará a nivel nacional el próximo 8 de marzo en la que se reivindicará la equiparación de los derechos laborales, económicos y sociales de la mujer. La moción no contó con el respaldo del grupo Popular ni el de Ciudadanos. Ambos abogaron por buscar una alternativa a la huelga, pues «estamos de acuerdo en muchos de los puntos, pero creemos que hay otras opciones como la de la negociación por las que se debería optar antes de llegar a lo que piden los sindicatos».

El pleno sí apoyó de forma unánime la propuesta en la que se instaba solicitar a Correos una prórroga para retrasar hasta el 31 de octubre el fin del reparto de correspondencia ordinaria en urbanizaciones del municipio. Además pedirán que habilite unos buzones en determinados puntos del término municipal para que se pueda prestar servicio a los vecinos que lo pidan. «Todo aquel que desee contar con un buzón, deberá comunicárselo a Correos y pagar por su alquiler», explicaron desde el ejecutivo.

Despedida

Uno de los momentos más emotivos del pleno fue la despedida de la hasta ahora concejal de Deportes, Marian Tamarit, quien hizo oficial la renuncia a su acta. Todos los grupos de la corporación coincidieron en resaltar «su talante conciliador y su constancia en sus funciones como edil».

Fotos

Vídeos