Los robos en viviendas bajan en Dénia un 37% y los hurtos caen un 10% respecto al pasado año

El inspector jefe de la Policía Nacional de Dénia durante el acto de los Ángeles Custodios. / LP
El inspector jefe de la Policía Nacional de Dénia durante el acto de los Ángeles Custodios. / LP

El inspector jefe de la Policía Nacional remarca en el acto de los Ángeles Custodios la gran labor de los agentes y la rebaja de la tasa de criminalidad

R. GONZÁLEZ/R. X. DÉNIA.

La capital de la Marina Alta es una ciudad cada vez más segura a tenor de las cifras de delincuencia. El inspector jefe de la Policía Nacional de Dénia, Antonio Cabeza, anunció que los robos en viviendas habían caído un 37% respecto al pasado año, mientras que el descenso registrado en hurtos alcanzó el 10%. Cabeza hizo este balance durante el acto de los Ángeles Custodios celebrado ayer en el salón de plenos de la Casa Consistorial.

En su discurso de despedida, ya que hoy cumple 65 años y se jubila, el inspector jefe incidió en que los agentes han desarrollado una gran labor, que se ha visto plasmada en su eficacia. Según recalcó, la tasa de criminalidad en Dénia ha disminuido un 1,7 y se encuentra por debajo de la media de la Comunitat Valenciana.

Entre las actuaciones llevadas a cabo en este año, Cabeza subrayó que a finales de agosto culminó una «brillante operación» en la que se intervinieron billetes falsificados por valor de 21.000 euros. La actuación se inició en Dénia y tuvo ramificaciones en Bulgaria. En su opinión, esto demuestra «la alta especialización de la Policía Nacional».

Asimismo, detalló que la brigada de seguridad ciudadana denunció 357 infracciones, por la ley de extranjería, consumo de estupefacientes en la vía pública y tenencia de armas y objetos peligrosos. También reseñó que este cuerpo de seguridad apuesta por la formación. Prueba de ello son las 200 actuaciones llevadas a cabo en cinco centros educativos de la ciudad. De esta forma, el programa de ciberexpertos permitió acreditar a numerosos escolares como «pequeños policías en la red».

En cuanto al resumen de los doce años que ha estado al frente de la comisaría de Dénia, Antonio Cabeza hizo hincapié en los objetivos que su puso y que cumplió. Uno de ellos era el acercamiento de la policía a los ciudadanos. En ese sentido, comentó que las puertas de su despacho siempre estuvieron abiertas a todos.

Otras de las metas logradas fueron, según explicó, la transparencia en las actuaciones de la policía, mejorar las relaciones institucionales con diferentes colectivo e incrementar el número de efectivos hasta llegar a los 93 que hay en la actualidad. También se propuso acabar con las «interminables colas» que se formaban para el DNI. Dijo que la implicación del ayuntamiento fue decisiva para conseguir trasladar ese departamento a unas nuevas instalaciones.

En cambio, uno de los que le habían gran ilusión pero que no ha logrado ha sido la nueva comisaría. Según dijo, el principal obstáculo fue la falta de financiación.

El alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, remarcó de él que «las estadísticas anuales avalan que su profesionalidad y capacidad de gestión sacan lo mejor de su plantilla y han conseguido que Dénia sea una ciudad segura y así lo sientan quienes vivimos aquí y las miles de personas que nos visitan durante todo el año».

Durante el acto de los Ángeles Custodios se dieron las distinciones de la Policía Nacional y de la Policía Local. Ambos cuerpos le concedieron el diploma como policía honorífico a Gabriel Martínez, director del puerto deportivo Marina de Dénia.

También tuvieron un especial homenaje las mujeres que forman parte de la Policía Local, ya que este año se ha conmemorado el 30 aniversario de la incorporación de la mujer a la plantilla dianense. Por ellos se hizo un reconocimiento a las 14 mujeres policía que durante este año han prestado sus servicios en Dénia, a las tres funcionarias que trabajan a diario con ellas y a Enriqueta Borrás, la primera mujer policía de la plantilla.

Más

Fotos

Vídeos