El PSPV reconoce 9 días después de funcionar la estación los fallos de diseño y que la ampliará

El alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, y la edil de Territorio, Maria Josep Ripoll, muestran el plano de la estación de autobuses. / Tino Calvo
El alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, y la edil de Territorio, Maria Josep Ripoll, muestran el plano de la estación de autobuses. / Tino Calvo

El alcalde de Dénia y la edil de Territorio piden disculpas y apuntan que la modificación, que aún no está definida, la diseñará el proyectista sin cobrar

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

Nueve días tuvieron que pasar para que por fin el grupo municipal socialista de Dénia compareciera para explicar lo que pensaba sobre la polémica estación de autobuses, después de que Compromís, su socio de gobierno, hiciese pública el viernes su decepción por el resultado y pidiera responsabilidades. El alcalde, Vicent Grimalt, y la concejal de Territorio, Maria Josep Ripoll, explicaron cómo va a actuar el ejecutivo. El munícipe reconoció que había habido «fallos en el diseño» y anunció que la infraestructura se ampliará, aunque aún no está definida la forma concreta por dónde se realizará.

Grimalt explicó que en principio está barajando hacer más ancha la entrada y que también se plantea dar más amplitud al recinto, llegando en la parte del fondo hasta el muro de las viviendas, un pequeño espacio a modo de cuña que ahora se utiliza como aparcamiento. Ripoll señaló que los transportistas habían solicitado esa ampliación porque en momentos puntuales de la mañana hay varios autocares «durmiendo» en los andenes y necesitan otra zona para dejarlos mientras el resto entran y salen de la terminal.

Esta ampliación del diseño la llevará a cabo el proyectista, que, según apuntaron el primer edil y Ripoll, no cobrará por ese trabajo extra. Sobre cómo se costeará su ejecución, el alcalde remarcó que la intención es, una que esté definido lo que hay que hacer, llamar a las puertas que haga falta para buscar subvenciones para acometer la actuación y que le cueste lo menos posible a los ciudadanos.

El ejecutivo creará ahora un reglamento de uso con la designación de andenes a las compañías

Por su parte, Maria Josep Ripoll, remarcó que ningún técnico les advirtió de que el proyecto tenía deficiencias y que se había hecho siguiendo la propuesta presentada por el anterior ejecutivo, aunque en un nuevo emplazamiento que no estaba en zona inundable y que, según indicó, tenía mejor conexión con la entrada de la ciudad. Grimalt apuntó que, a su juicio, el diseño debería haber corrido a cargo de un equipo de ingenieros y no de arquitectos. Y añadió que cuando ellos llegaron al gobierno ya estaba encargado y con factura desde 2014, por lo que, si todos les dijeron que estaba bien, no consideraron necesario pedir otro.

En cuanto a la valoración de los primeros días en marcha de la terminal, la responsable de Territorio subrayó, pese a las distintas críticas de vecinos y oposición, que «está funcionando con normalidad», pero reconoció que la instalación «no es satisfactoria». Por ese motivo, la edil pidió disculpas a los usuarios y reiteró que tras comprobar las deficiencias se han buscado soluciones porque el objetivo es que, aunque la estación de autobuses de Dénia sea provisional, funcione y dé buen servicio a los usuarios.

Asimismo, Maria Josep Ripoll avanzó que, ahora con la infraestructura ya en marcha desde hace más de una semana, van a realizar un reglamento de uso de la estación en el que se asignarán los andenes a las compañías, distinguiendo en horario de mañana y tarde. De esta forma, cada empresa sabrá qué espacio le corresponde. En cuanto al andén cero, el del exterior de la terminal, la concejal reiteró que a petición de los transportista se mantendrá como zona para carga y descarga de pasajeros de los autobuses de largo recorrido porque les resulta más cómodo y les permite hacer paradas más rápidas. Para nada mencionó los comentarios de algunos conductores que recalcan el número de maniobras que deben hacer para poder entrar en los andenes interiores. Lo que sí aseguró es que la aprobación del Plan General Estructural es importante para dar una solución definitiva por es el «instrumento que dará la clave» para construir la estación intermodal definitiva.

En cuanto a Compromís, pese a su desmarque de los socialista protagonizado el viernes, la edil hizo hincapié en que estuvo en la reunión que mantuvo con las empresas, el proyectista y los técnicos para analizar la situación y estudiar medidas. Y el alcalde puso el acento en que «por mucho que políticamente se esté montando una campaña en contra de lo que estamos haciendo, este equipo de gobierno tiene claro cuál es la hoja de ruta que se marcó», pese a comparecer ayer sin ningún representante de sus socios de gobierno.

Más

Fotos

Vídeos