El PSPV de Gata acusa a Compromís de incumplir los acuerdos del pleno

Imagen de archivo del pleno de Gata de Gorgos. / LP
Imagen de archivo del pleno de Gata de Gorgos. / LP

Los socialistas comunican que suspenden las negociaciones con el ejecutivo encaminadas a sacar adelante los presupuestos de 2018

B. O. GATA DE GORGOS.

La relación del ejecutivo de Gata de Gorgos (Compromís) con sus exsocios de gobierno sigue agrietándose. Si el pasado mes de octubre eran los miembros de JuGa quienes dejaban solos al frente del gobierno a los nacionalistas, esta vez es el PSPV el que ha comunicado, desde la oposición, que suspende las negociaciones para sacar adelante los presupuestos municipales de 2018. La razón de esta decisión, aseguran, es «porque no cumplen los acuerdos mayoritarios adoptados en el pleno».

Los socialistas acusan a los miembros de Compromís de «bloquear» la propuesta de rebajar el tipo impositivo del IBI, que se aprobó en el pleno de octubre con sus votos y los del Partido Popular. Esta iniciativa debía de entrar en vigor con el inicio del nuevo año, pero según explica el portavoz del PSPV, Joan Vicent Vallés, «el propio gobierno decidió presentar una alegación a pocos días de concluir el 2017, lo que ha obligado a retrasar su aplicación».

Ahora, indica Vallés, debe de volverse a estudiar la propuesta, «una situación que ha decidido propiciar a propósito el ejecutivo local, ya que habrían podido convocar un pleno para debatir la propuesta antes de finalizar el año y que ya estuviera en funcionamiento», asegura el edil.

Para los socialistas, la actitud del ejecutivo local es «poco democrática». Aseguran sentirse «menospreciados por un gobierno que solo respeta los acuerdos si son los que ellos quieren y les gustan».

En cuanto a la posibilidad de retomar los contactos, Vallés remarca que la postura de su partido es «temporal, si vemos que hay un cambio en la actitud y la forma de dialogar, intentaremos llegar a acuerdos que sean positivos para los vecinos».

Mientras tanto, el PSPV emplaza al resto de partidos de la oposición, PP y JuGa, a «convocar una reunión para analizar la actual situación política que vive el municipio». Aunque Vallés descarta una posible moción de censura. «No se plantea porque no queremos ir de la mano de un partido de derechas», subraya. Una posibilidad que desde las filas del Partido Popular no descartan. Según indicaron ayer, «el PP se pone a disposición del grupo PSPV, y otras fuerzas políticas que quieran, con el fin de llegar a acuerdos puntuales para mejorar y crear un ambiente democrático en nuestro pueblo».

Los populares también recriminan a los cuatro ediles de Compromís que componen el gobierno el «no querer sentarse nunca con nosotros a negociar nada». Además califican su actitud de «egocéntrica, orgullo y un sentimiento de estar por encima del bien y el mal».

Pleno extraordinario

Otra de las críticas del PSPV al equipo de gobierno se refiere al pleno extraordinario que debía celebrarse el miércoles para debatir la modificación de las bases de ejecución del presupuesto de 2018, aunque éste no llegó a celebrarse. Socialistas y populares votaron en contra de la urgencia y JuGa se abstuvo. Según Vallés, «no recibimos ni una llamada del gobierno para informar del pleno, ni tuvimos la documentación en tiempo y forma».

Desde el equipo de gobierno, que lamentó la postura de la oposición, explicaron que la urgencia del pleno residía en «intentar facilitar la continuidad de las ayudas de urgencia de los Servicios Sociales y agilizar su plazos, un punto que en el ejercicio anterior había costado mucho de regularizar».

Fotos

Vídeos