El PGE prevé un desarrollo urbano de 2.875 viviendas en Dénia, La Xara y Jesús Pobre

Imagen panorámica desde el castillo de Dénia hacia la franja litoral del inicio de la playa de Les Marines. / Tino calvo

El futuro planeamiento de la ciudad pasará por pleno extraordinario y se expondrá al público antes de final de mes durante un periodo de 45 días

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

La cuenta atrás para que Dénia tenga nuevo planeamiento parece tener ya marcado el punto de partida. El Plan General Estructural (PGE) está listo para pasar por pleno extraordinario este mismo mes y comenzar entonces la primera fase de exposición pública. La concejal de Territorio, Maria Josep Ripoll, ofreció ayer unas pinceladas sobre sus principales características. El documento prevé un nuevo desarrollo residencial urbano de 81,7 hectáreas, incluyendo Dénia, La Xara y Jesús Pobre, que se podría traducir en hasta 2.875 vivienda para la capital comarcal y sus dos entidades locales menores.

Ripoll, que compareció junto al alcalde, Vicent Grimalt, y el vicealcalde, Rafa Carrió, anunció que el lunes se había entregado la documentación a todos los grupos municipales y que hoy miércoles se abordará en la reunión del Gabinete del Plan General. La edil remarcó que el modelo que quieren para Dénia es el de una ciudad tranquila, respetuosa con el entorno, que proteja sus espacios de alto valor paisajístico y los paisajes agrarios. Respecto al crecimiento, hizo hincapié en que se apuesta por un uso racional del suelo, en el que se va a dar prioridad a completar los tejidos urbanos vacantes para cerrar el casco.

En ese sentido, detalló que del nuevo desarrollo urbano 64,46 hectáreas correspondería a Dénia, a dos áreas que quedan por consolidar y la previsión de viviendas se situaría en 2.521 casas. Se trata del sector Playa-Torrecremada (el antiguo sector Ronda Norte), con casi 44 hectáreas; y el otro es el sector Alqueries, de 20,56 hectáreas.

A estas cifras se les sumarían otras 9,24 hectáreas correspondientes a sectores comprometidos con anterioridad, donde habría 150 viviendas. Son los de Marquesa IV y las Unidades de Ejecución de Deveses I y III.

La previsión de crecimiento que afectaría a La Xara ronda las 5,4 hectáreas, con 138 casas. La intención es fomentar su desarrollo socioeconómico como un «un punto de atracción autónomo». Mientras que a la Eatim de Jesús Pobre la cantidad marcada es de 2,61 hectáreas y 66 viviendas. En este caso, el objetivo es mantener «su carácter rural y actividades vinculadas a su entorno y paisaje».

A tenor de los cálculos que baraja el documento, el planeamiento estima un techo de población de 55.000 habitantes en dos décadas.

Respecto al desarrollo de terreno para actividades, se contemplan poco más de 26 hectáreas. La mayor parte corresponde a la ampliación del polígono industrial de Dénia y el resto, 5,29 hectáreas son para la nueva zona terciaria de La Xara.

En cuanto a los equipamientos e infraestructuras, en el nuevo planeamiento figura un nuevo acceso al puerto a través de la «vía parque» (antigua Ronda Norte); la estación intermodal, cerca del instituto Historiador Chabàs, que combine tren, autobús y TRAM; y la creación del Parc Vessanes, un espacio de casi 9 hectáreas entre Torrecremada y esa estación que tendría una función de laminación de avenidas de agua.

Este parque formaría parte del «anillo verde» que el ejecutivo proyecta en la ciudad, y que incluiría además el Bosc de Diana, Torrecremada y la vía parque hasta conectar con el puerto.

Además, el Plan General Estructural reserva suelo para la ampliación del IES Maria Ibars y para nuevos centros escolares, como el Raquel Payá, el de La Xara o un nuevo centro en Nova Dénia.

Finalmente, el eje de infraestructura verde propone la protección de suelo agrícola del Pla de Dénia, entre el camí de Gandia, Benimaquia y el camí del Cementeri, para el fomento de la actividad agrícola. También se protegerán los elementos de alto valor ambiental.

La exposición al público durante 45 días comenzará después del pleno extraordinario que se convocará este mes y la previsión es que finalice en diciembre. En ese momento se contestarán las alegaciones y se adaptará el documento a las que se tomen en cuenta y a los informes sectoriales. Entonces se procederá a una segunda exposición por 20 días y después se pasaría a conselleria para que tramite y apruebe el PGE.

El alcalde, Vicent Grimalt, recalcó que se ha trabajado para planificar un ciudad tranquila, vinculada al territorio y habitable para las personas. Por su parte, Rafa Carrió recordó que el plan era uno de los compromisos firmes del equipo de gobierno.

Fotos

Vídeos