El polígono industrial de Dénia se queda sin subvenciones porque es privado

El conseller Rafa Climent junto al alcalde de Pedreguer, Sergi Ferrús. / B. Ortolà
El conseller Rafa Climent junto al alcalde de Pedreguer, Sergi Ferrús. / B. Ortolà

Los propietarios de empresas en Juyarco están dispuestos a cederlo al Ayuntamiento para obtener ayudas en los próximos años

B. O. DÉNIA.

El polígono industrial Juyarco de Dénia se quedará este año sin las subvenciones para la mejora de estos espacios que concede la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo a través del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace). El motivo es que esta zona industrial no es de propiedad pública, un requisito indispensable para poder optar a estas ayudas.

Se trata de un problema que los propietarios de empresas de la zona han intentado solucionar desde hace muchos años con los diferentes gobiernos municipales. Actualmente las infraestructuras con las que cuenta el polígono son escasas, no existe alcantarillado, ni bocas de riego, ni alumbrado. La única forma de resolver esta situación es municipalizar el espacio para que el Ayuntamiento de Dénia pueda solicitar ayudas económicas para su adecuación.

El ejecutivo dianense y el empresariado de Juyarco ya han iniciado las negociaciones para conseguir dicho objetivo. Según apuntan estos últimos, «no tenemos inconveniente de cederlo siempre y cuando se nos quede una calificación razonable».

Se refieren a la edificabilidad de la zona. Antes de la modificación prevista en el Plan General Estructural de Dénia (PGE), la zona contaba con una edificabilidad del 0,75. Con los cambios, tan solo sería del 0,40. «Dejaría a los propietarios de la zona en una muy mala situación, por ejemplo, si una de sus naves sufriese un incendio, el área de la nueva edificación sería mucho menor», comentó la presidenta del Cercle Empresarial, Sonja Dietz.

Por ello, la asociación de propietarios del polígono Juyarco presentaron alegaciones al PGE a este respecto. Según su representante, Rosario Carrió, «estamos a la espera de que se resuelvan, nos dijeron que en poco más de un mes». Carrió remarcó ayer que el actual ejecutivo local «es el primero que ha mostrado voluntad en cambiar esta situación». Además insistió en el interés del empresariado de la zona en una cesión al consistorio, «tanto los viales como, incluso, la zona verde que corresponda».

Desde el equipo de gobierno también confirmaron que «se están estudiando las posibilidades para legalizar esta situación que lleva tantos años enquistada».

Reunión informativa

De hecho, un técnico municipal asistió a la jornada informativa que celebró ayer la conselleria en Pedreguer, con su máximo responsable Rafa Climent a la cabeza, sobre las subvenciones del Ivace.

Según explicó el propio conseller, se destinarán un total de 5,6 millones de euros para las mejoras de los polígonos de la Marina Alta, la Marina Baixa, el Vinalopó Mitjà y Alt Vinalopó. Las principales actuaciones de mejora en los polígonos industriales de ámbito municipal serán la implantación de la fibra óptica o la mejora de la seguridad con vigilancia a través de conexión directa con la Policía Local. También la implantación de un carril bici, así como pasarelas para peatones, la mejora de alumbrado público, fomento de las energías renovables, la instalación de servicios contra incendios o la señalización de los polígonos.

Climent detalló el carácter de las ayudas. «Habrá convocatorias en 2018 y 2019, siempre que el ayuntamiento que lo solicite lleve a cabo una parte del proyecto de mejoras en 2018», explicó.

Fotos

Vídeos