Policías irán a casas de extranjeros en Benissa para animar a que se empadronen

Un agente comprueba el chip de un perro de una vecina. / LP
Un agente comprueba el chip de un perro de una vecina. / LP

Los agentes llevarán los formularios necesarios para que los residentes que así lo consideren puedan ratificar su continuidad en el censo

R. B. BENISSA.

Uno de los grandes objetivos que se ha marcado el ejecutivo de Benissa es la integración social de las personas extranjeras. Para ello considera vital normalizar la situación legal de los residentes como vecinos de pleno derecho que son, y ello pasa por regularizar su estado en el padrón municipal. Por eso va a poner en marcha una peculiar iniciativa en la que agentes de la Policía Local irán a las casas de los vecinos foráneos para informarles de la importancia de su empadronamiento y animarles a inscribirse.

El consistorio pretende de esta forma que el número real de habitantes de la localidad se acerque a dato de censados.

Esta acción la llevará a cabo durante los próximos meses. Una vez cotejada la información de aquellos residentes, mayoritariamente extranjeros, que no han confirmado su continuidad como vecinos de Benissa. Los efectivos de la Policía Local informarán, casa por casa, a estas personas. Además, los agentes dispondrán allí mismo de los formularios necesarios para que todos aquellos que así lo consideren, puedan empadronarse directamente. El gobierno local espera que se realicen cerca de 500 visitas en la primera fase de la campaña.

Y es que la pérdida de población en las localidades de la provincia de Alicante no se debe solo a un éxodo masivo de población, sino también a un cambio en las normativas estatales que regulan el padrón municipal y que provoca un serio desequilibrio entre los residentes reales, que utilizan servicios de manera cotidiana, y los empadronados que pagan con sus impuestos el mantenimiento de dichos servicios.

Los extranjeros no comunitarios sin autorización de residencia permanente deben renovar su inscripción en el padrón cada dos años. En el caso de comunitarios o con permiso de residencia permanente el tiempo se amplía a cinco años. Este hecho conlleva que muchos no sepan que ya no figuran en el censo.

Según Fernando López, concejal de Residentes Extranjeros, «es fundamental que todos los vecinos que residen la mayor parte del año en Benissa se encuentren registrados, además de ser una obligación del vecino, así el Ayuntamiento puede tener más recursos para brindar mejores servicios». Para el edil, «esta campaña es un trabajo en equipo importante, una campaña puerta por puerta que supone una fuerte apuesta por mejorar las cifras de empadronados en Benissa y con ellas, la calidad del servicio que se presta desde el ayuntamiento».

Fotos

Vídeos