La policía de Benissa salva la vida de un septuagenario tras sufrir un paro cardíaco en un restaurante

J. CORTÉS BENISSA.

La inmediatez de los policías de Benissa a la hora de acudir al lugar y los eficaces ejercicios de reanimación, con ayuda de los miembros del SAMU, fueron vitales para salvar a un hombre de 70 años que había sufrido una parada cardiorrespiratoria mientras cenaba en un restaurante de la localidad.

Los hechos sucedieron la pasada semana cuando la centralita de la Policía Local de Benissa a las 23.07 horas en la que se explicó la gravedad de los hechos hizo saltar las alarmas. El hombre se encontraba tendido en el baño del restaurante con una marcada cianosis debida a una importante falta de oxígeno.

La situación obligó a los dos policías que se encontraban de servicio a asistir al lugar de los hechos para tratar de remediar la situación.

Cuando llegaron, la víctima tenía el color de la piel morada y el pulso muy débil. Las maniobras de los agentes no tuvieron un efecto inmediato y el hombre dejó de respirar completamente.

Ante la complicada escena, los policías recurrieron a intensificar los ejercicios de reanimación cardiopulmonar (RCP) e instaron a los servicios sanitarios a que se apresuraran por la extrema urgencia de la situación.

Las maniobras iniciaron de nuevo la actividad cardíaca del hombre pero volvió a frenarse a los pocos segundos. Sin embargo, el SAMU se presentó para unirse a las labores de reanimación. La hora de llegada del servicio sanitario se produjo a las 23.26 horas, 19 minutos más tarde de la notificación de urgencia y 10 minutos después de la llegada de los policías.

La ayuda sanitaria resultó clave y, en consonancia con los dos policías, lograron animar a la víctima, recuperando sutilmente su constancia cardíaca.

La doctora que acompañó al SAMU diagnosticó que se trataba de una parada cardiorrespiratoria producida a su vez por un atragantamiento. El septuagenario fue trasladado de inmediato al Hospital de Dénia para que se le realizasen diferentes pruebas médicas y concretar, con ello, su estado cardíaco.

La primera exploración decretó su nuevo traslado al hospital de San Juan de Alicante, para ingresar en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Según indicaron fuentes hospitalarias del Centro de Salud de San Juan de Alicante, el hombre «fortuitamente, se encuentra con vida gracias a las rápidas tareas ejecutadas por los dos policías de Benissa fueron claves para mantenerle la vida. Sin embargo, la gravedad del hecho hace que todavía esté en una situación muy delicada».

Fotos

Vídeos