La plantilla del Dénia Futsal vuelve a los entrenamientos

El técnico Juanma Bermejillo y sus jugadores. / J. Zamora
El técnico Juanma Bermejillo y sus jugadores. / J. Zamora

El club groguet emite un comunicado ofreciendo la gestión del equipo a quien esté interesado en llevarla y los jugadores irán al partido en Linyola

JAVIER ZAMORA DÉNIA.

Las últimas horas han deparado nuevas y sorprendentes acciones en la problemática que tenía el Dénia Futsal en las últimas semanas. En la tarde del miércoles la presidenta, Gema Estrela mantuvo una reunión con los capitanes y el entrenador del equipo groguet en la que se indicó que por parte de la directiva, se levantaba la prohibición de entrenar y que se iban a poner todos los medios para que el equipo viaje a Linyola, el próximo 20 de enero.

Los jugadores, que desde hace varias semanas cuentan con el asesoramiento jurídico de los abogados de la asociación de jugadores profesionales, han optado por reincorporarse a los entrenamientos y acudir al partido que debe de jugarse en tierras ilerdenses. De esta manera, nadie podrá acusarles de no querer jugar.

La incógnita está en saber que sucederá a partir del día 24 cuando se celebre la asamblea de socios. En uno de los puntos del orden del día se abordará la situación de la sección del fútbol sala.

La directiva dianense se ha adelantado a ello y ha emitido un comunicado en el que quieren «hacer saber a los socios y abonados del fútbol sala que, debido al clima generado entre directiva y jugadores, abre la posibilidad de que algún interesado se haga cargo de dicha sección. Llevando una gestión totalmente independiente al club, como se ha estado haciendo hasta ahora». Apuntan que el CD Dénia se hará cargo de todas las deudas generadas hasta el día de la Asamblea, el 24 de enero de 2018. En caso de llegar a la Asamblea sin una solución de continuidad para la sección, la directiva indica que «se propondrá a los socios la retirada del equipo de la competición. Así mismo la dirección del club se compromete a poner todos los medios necesarios para que el equipo dispute su partido el día 20 de Enero en Linyola».

Blai Pascual, quién tras la marcha del equipo de Pablo Tarín, se ha convertido en portavoz de los jugadores, comentó que «nosotros lo que queremos es entrenar y jugar. De hecho es lo que vamos a hacer, lo que suceda después de la asamblea ya no será cuestión nuestra. La plantilla tiene claro que si el equipo desaparece nunca será por culpa nuestras. Nos hemos limitado a denunciar una situación que atraviesa el equipo y nada más, la solución no la tenemos nosotros, es cuestión de la directiva».

Fotos

Vídeos