El Plan General Estructural de Dénia sólo recibe 317 alegaciones y casi la mitad son del último día

Maria Josep Ripoll en la presentación del Plan General Estructural de Dénia que tuvo lugar a finales de octubre. / Tino Calvo
Maria Josep Ripoll en la presentación del Plan General Estructural de Dénia que tuvo lugar a finales de octubre. / Tino Calvo

La concejal de Territorio evita dar un plazo concreto en el que estarán resueltas todas las reclamaciones ya que todavía faltan los informes sectoriales

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

El amplio debate suscitado por el Plan General Estructural (PGE) de Dénia y la críticas recibidas no se han traducido en una gran cantidad de alegaciones al documento durante los 45 días hábiles que permaneció expuesto al público, plazo que concluyó el jueves. Durante ese periodo de tiempo un total de 554 persones consultaron el PGE expuesto en los bajos del ayuntamiento y tan solo se presentaron 317 alegaciones y casi la mitad fueron el último día.

La concejal de Territorio, Maria Josep Ripoll, reconoció ayer que en el consistorio estaban «contentos» con esa cifra porque «son muchas menos de las que esperábamos». En ese sentido, la edil hizo hincapié en que después de un primer análisis se ha podido comprobar que un centenar de los documentos recibidos son reclamaciones registradas de forma individual a partir de modelos redactados por diversos colectivos. Eso implica que al final al departamento de Urbanismo les quedan «unas 200 alegaciones reales a estudiar por los técnicos municipales», puntualizó Ripoll.

La regidora agradeció la participación de la ciudadanía en este proceso, pero lamentó que un número importante de las reclamaciones se presentaran el último día a pesar de haber pedido que se hicieran lo antes posible para ir revisándolas y adelantando trabajo. En su opinión, esa avalancha de la última jornada refleja «los palos en las ruedas a la tramitación del plan».

No obstante, Ripoll destacó que con la finalización del proceso de exposición pública del documento concluye una fase del proceso y que ahora se abre otra de estudio de alegaciones y sugerencias para ver qué es lo que se incorpora. Según recalcó la responsable de Territorio, «vamos paso a paso y seguimos adelante, ahora nos quedan por recibir distintos informes sectoriales».

Esos informes, apuntó la edil, pueden tardar entre tres y seis meses en elaborarse ya que el caso de Dénia no es el único que las distintas administraciones están examinando, por lo que «estaremos haciendo un seguimiento» para que estén lo antes posible, añadió. Maria Josep Ripoll confirmó que ya han comenzado a recibir los primeros documentos sectoriales, «pero son los secundarios».

Respecto al tiempo necesario para evaluar todas las alegaciones e informes, la concejal no se atrevió a apuntar ningún plazo concreto ya que también dependerá de cuándo reciban los documentos sectoriales pendientes. Otro aspecto que supondría un retraso es que se tenga que hacer una segunda exposición pública del PGE si se incorporan importantes modificaciones a raíz de las alegaciones y propuestas, como desde algunos partidos y colectivos auguraron desde el momento en que pudieron examinar el futuro planeamiento de la ciudad.

Sin embargo, Ripoll incidió en que el objetivo es que el Plan General Estructural se apruebe de forma definitiva en 2018.

Más

Fotos

Vídeos