El PP pide que se pare en verano la obra pública recién iniciada para que «no se resienta la economía»

La maquinaria comenzando a actuar en la primera fase de reubanización de La Mar. / Tino Calvo
La maquinaria comenzando a actuar en la primera fase de reubanización de La Mar. / Tino Calvo

La ciudad tiene en marcha media docena de actuaciones, una de las cuales acaba de empezar, y otras tres pendientes de la fecha de comienzo

R. G. DÉNIA.

La capital de la Marina Alta es escenario de numerosas obras públicas, la mayoría incluidas dentro del antiguo Plan Confianza. En la actualidad se están llevando a cabo en Dénia seis grandes trabajos de este tipo y hay otros tres pendientes de que se fije la fecha de inicio. Todo ello provoca alteraciones en la vida cotidiana, con calles levantadas, caos puntuales en la circulación y empresarios en pie de guerra. Ante este volumen de obras públicas en temporada estival, el PP presentará una moción para que en julio y agosto se paralicen las obras pendientes o recién iniciadas para que «no se resienta más la economías del sector servicios».

Las tres que esperan acometerse son las de las reurbanizaciones de la plaza Arxiduc Carles, que aún no se ha firmado el acta de replanteo, y la calle Fontallena, pendientes de la Diputación, y la rehabilitación de la Casa Marquesa Valero de Palma.

La actuación en la antigua lonja comenzó a finales de junio del pasado año y debían prolongarse durante un año. Sin embargo, los problemas en la cimentación ralentizaron las obras y necesitarán más tiempo del inicialmente previsto, según señaló ayer la edil de Territorio, Maria Josep Ripoll. La reurbanización de Sandunga avanza a buen ritmo y podría estar antes de finales de septiembre. También van bien las de la calle Sant Francesc, que estarán a finales de este mes o principios de junio. Un mes después concluirán las de Colón. El edificio de Sant Josep estará listo a principios de junio y los trabajos en tres fases de La Mar, que acaban de empezar, durarán cinco meses.

Fotos

Vídeos