Pego tardará dos años más en disponer del subparque para albergar una brigada fija

José María Ángel junto a los ediles de Pego y miembros de la brigada forestal en el subparque. / B. Ortolà
José María Ángel junto a los ediles de Pego y miembros de la brigada forestal en el subparque. / B. Ortolà

En el proyecto, que correrá a cargo del Consell, no se descarta habilitar una zona de aterrizaje de emergencia de helicópteros

B. O. PEGO.

El municipio de Pego tendrá, a finales de 2019, habilitadas las instalaciones del subparque de bomberos para poder albergar una brigada forestal permanente. Así lo confirmó ayer el director general de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, José María Ángel, durante su visita a las instalaciones, Ángel aseguró que se trata de la mejor opción para «mejorar el tiempo de respuesta en tragedias como el incendio sufrido en la zona en 2015».

Según señaló, «es un proceso largo». Primero, comentó, el Ayuntamiento de Pego debe ceder el subparque a la Generalitat. Un punto que deberá ser aprobado en un pleno. El director general estimó que el municipio necesitará un par de meses para realizar esas gestiones, «para que la cesión sea efectiva después del verano».

Una vez lo tenga en propiedad, el gobierno autonómico iniciará la redacción del proyecto en el que se indicarán todas las carencias que actualmente tienen las instalaciones y que deberán ser mejoradas. Según comentaron los miembros de la brigada forestal presentes durante la visita, las instalaciones necesitan algunos retoques, ya que «tienen muchos años y habría que arreglar algunos aspectos de fontanería, electricidad o las comunicaciones, principalmente».

La Generalitat será quien asuma el coste de este trabajo, que según el director general, «previsiblemente estará listo a mediados de 2019». Ángel comentó que las mejoras que requiere el subparque estarán finalizadas a finales del mismo año. «Vamos a intentar que Pego tenga unas instalaciones modernas adecuadas al siglo XXI», declaró. La finalidad de esta actuación, indicó Ángel, «es conseguir que el subparque pueda albergar una brigada forestal permanente». Según remarcó, la mejor opción es sumar un nuevo equipo a la zona. Actualmente, recordaron desde el consistorio, existe una plantilla de nueve personas que alternan su estancia a lo largo del año entre esas dependencias y las de Cocoll.

Ampliación del subparque

Otro de los puntos que se comentó durante la visita fue la posibilidad de ampliar las instalaciones. Justo al lado del subparque se encuentra el recinto que iba a albergar el nuevo ecoparque, una propuesta que finalmente se desestimó por ser excesivamente cara.

El ejecutivo local comentó que también se podría acondicionar para poder ampliar las instalaciones para la brigada forestal. Incluso propusieron destinar este espacio para incluir un helipuerto en el proyecto, pero José María Ángel explicó que sería «complicado» llevar a cabo dicha propuesta, aunque no descartó habilitar la zona «para aterrizajes en caso de emergencia».

Fotos

Vídeos